A MAL TIEMPO BUENA CARA.

Uno de los mejores refuerzos psicológicos para soportar momentos de crisis es el sentido del humor.

Os adjunto un chiste publicado por Las Provincias que me manda José Ortiz Pavía y otro chiste del amigo britanico de Leandre.

Ramon 1

 

Una pequeña y dulce viejecita, bien entrada en los ochenta, atraviesa lentamente la puerta de una sex shop. Manteniéndose a duras penas sobre sus pies, consigue recorrer tambaleándose los pocos metros hasta el mostrador. Cuando finalmente consigue llegar al mostrador se agarra y apoya en él para mantenerse en pie y tartamudeando le pregunta al vendedor,

“¿Tiiiiiienneen ¡aaah! cooonsooladooooores?.

El vendedor, intentando disimular su risa, contesta, “Si señora, tenemos consoladores. De hecho tenemos una gama muy amplia”.

La viejecita pregunta entonces “¿Tiiiiiienneen ¡aaah! uuno deee cooolor ¡aaah! rosaaah, deee veeentiicincooooh ceentimetroooos ddee lalargooo, oh¡¡, y uuunnoos cinnccoo ddeee aaahnchooo… cococon piiiiilaaas, ¡aaah!?. A lo que el vendedor responde “Si señora, lo tenemos”.

“¿Sssaaaahhbe cooomo cooñooo ssse dddeeesconneectaaahahahah ¡¡AAAAH!!?.

 

A little old lady, well into her eighties, slowly enters the front  door of a sex shop.

Obviously very unstable on her feet, she wobbles the few feet across the store to the counter.

Finally arriving at the counter and grabbing it for support, stuttering she ask the sales clerk,

«Dooo youuuu have dilllldosss?»

The clerk, politely trying not to burst out laughing replies, «Yes we do have dildos. Actually we carry many different models.»

The old woman then asks: «Doooo youuuu carrryy aaa pppinkk onnee, tttenn inchessss lllong aaandd aabboutt ttwoo inchesss ththiickk…aaand rrunns by bbaatteries?»

The clerk responds, «Yes we do..»

«Ddddooo yyoooouuuu kknnnoooww hhhowww tttooo ttturrrnnn iittt offfff?»

 

Esta entrada fue publicada en Chistes. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A MAL TIEMPO BUENA CARA.

  1. Carlos dijo:

    Tal vez de cuando en mucho habría que aplicarles, por el adecuado conducto, el procedimiento del consolador a un buen número de nuestros políticos, pero naturalmente hasta que se les agotaran las pilas, no antes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s