MONTORO DIXIT.

El martes 12 mientras pedaleaba en la bici estática con TV del Club Natación Barcelona vi y oí la mayor parte de la entrevista que en TV3 Ariadna Oltra le hizo al Sr. Montoro, Ministro de Hacienda, (por cierto, una vez dije que la Sra. Oltra es un desastre moderando debates, pero es muy buena entrevistando).  

Si hubiese estado pedaleando en una carrera de bicicletas estáticas, si esto es posible, habría llegado el último porque dejé de pedalear en varias ocasiones, en todas ellas a consecuencia de la muy difícil digestión de las barbaridades que soltaba el Sr. Ministro. Empiezo a resignarme a tener que soportar oír barbaridades y mentiras para idiotas cada vez que escucho a un miembro del gobierno, o a muchos de nuestros políticos.

De entrada el Sr. Montoro tiene muy claro que se ha acabado la crisis y que este éxito se debe en gran parte a su brillante gestión. El hecho que en dos países rescatados e intervenidos por la Catastroika como Irlanda y Portugal se esté claramente reduciendo el paro a consecuencia del aún tímido fin de la recesión, mientras en España se mantiene la inmensa e inaceptable tasa de paro, por lo visto es irrelevante.

Soltó la frase que ya ha dado la vuelta a España: «Catalunya nos va a sacar de esta crisis con sus grandes exportaciones». ¡Caray!, pues ¿cuanto tiempo hace que habríamos salido de la crisis si el Ministerio de Fomento no hubiese incumplido repetidamente sus compromisos sobre las obras de mejora de los accesos al puerto de Barcelona?. Y muy probablemente, de ser este un país gobernado con mínima lógica y el Corredor Mediterráneo existiese desde hace años, la crisis nos la habríamos fumado en dos días. Ambos proyectos solo se están iniciando ahora a paso de tortuga.

Detalle: en casi todas las ocasiones en que debió decir “el Ministerio paga…” dijo “yo pago…”, curioso y revelador, ¿verdad?.

Hablando de pagos, dijo que no puede pagar la disposición adicional tercera del Estatut porque no tiene dinero, y por eso debe cerca de 9.500 millones a la Generalitat: «Si pagamos a parados y a pensionistas y les damos prioridad, no tenemos para otras aplicaciones si no queremos incurrir en déficit». Lo curioso es que al mismo tiempo financia a sus acreedores por cifras parecidas, para lo que si tiene dinero. El Sr. Montoro parecía comprender este galimatías, pero yo no entiendo nada, o sí que lo entiendo, pero demasiado.

Como si el anterior comentario no fuese prueba suficiente de que el Sr. Montoro no tiene ni idea de aritmética y le da igual mezclar y comparar cifras relativas y absolutas dijo que el porcentaje de inversiones públicas en Catalunya es en porcentaje y con diferencia el más bajo de las CCAA, porque «no tiene suficiente dinero” para más, y añadió algo que me dejó con la boca abierta: que los catalanes no tenían tanta necesidad de inversión pública porque hacen menos uso de los servicios públicos. La próxima vez que se colapsen los trenes de cercanías de Barcelona, por avería, accidente o cualquier otra razón, cosa que tiene una probabilidad del 100% de que ocurra en los próximos 30 días, deberían informar repetidamente por los altavoces de las estaciones “Callaros, que es culpa vuestra”, y en las autopistas de peaje, es decir, en casi todas, deberían poner un letrero que advierta a sus usuarios que si pagan es por el odio que le tienen a los servicios públicos…

Dijo algo que creo es la máxima demostración posible de deshonestidad política: «De hecho, hay muchas formaciones que no les interesa que salgamos de la crisis económica para poder hablar de otras crisis» con referencia clara al PSOE y los soberanistas. Llegó al extremo de amenazar con que una vez superada del todo la crisis, va a publicar la lista de los partidos que no han colaborado en la lucha por dejarla atrás, que me imagino que serán todos menos el PP, quizás con la excepción de UPyD, Ciutadans.

En relación con el problema del pago a los farmacéuticos catalanes soltó otra afirmación que también me dejó sin insultos para calificarla. Justificó el retraso en el pago porque tienen que asegurarse de que el dinero va a parar a los farmacéuticos, y no se lo gastan en cualquier tontería. ¡¡Increíble!!.

A lo largo de toda la entrevista el Sr. Montoro repitió varias veces la que parece ser la canción de este gobierno: Nos debemos centrar en la salida de la crisis y aplazar sine die cualquier otro asunto, sobre todo los que molestan o no gustan a Rajoy, su gobierno y su partido. Por eso el gobierno del PP no ha hecho prácticamente nada en la reforma a fondo de la Administración, que por sí sola no habría sacado de la crisis, pero si han tenido tiempo para otras cosas como una Ley de Educación que tiene a más de la mitad del país en contra y cuyos verdaderos objetivos son reimponer la educación católica, apostólica y romana y cargarse la inmersión lingüística, o para inventarse un problema en Gibraltar para tapar sus propias vergüenzas.

Está convencido que el debate soberanista está ocasionado sobre todo por la crisis económica, con lo que demuestra una vez más que él y su gobierno no tienen ni la más remota idea de los que está ocurriendo en Catalunya y sostiene que es «un error» creer que si Catalunya es independiente los catalanes verán resueltos sus problemas económicos. Lo que ni se imagina el Sr. Montoro es que todo y si fuese cierto que una Catalunya independiente se empobrecería, muchos catalanes votaríamos por la independencia solo por perderle de vista junto a sus compañeros de gobierno y de partido.

Con más razón todavía porque con la independencia también perderíamos de vista a buena parte del PSOE que el pasado fin de semana ha celebrado un congreso donde la gran noticia ha sido que han vuelto, aunque nadie se haya enterado y las únicas propuestas que se hicieron se referían a cuestiones sociales sobre pensiones y relaciones laborales, que no dejan de ser importantes, pero que tenían claramente por objeto el que todo el mundo se crea que realmente están girando a la izquierda. En mi opinión los dos grandes ausentes fueron su visión y planes para luchar contra la corrupción y para reformar la Administración Pública, y les llamo ausentes porque tengo entendido que ni se refirieron a ellos.

Mientras, el Eurostat ha vuelto a manifestar que no considera como fiables los datos que aporta el gobierno español y la Comisión Europea ha advertido seriamente que tanto la tasa de desempleo como el nivel de deuda están muy por encima de los niveles aceptables y esto supone tener que continuar con las reformas, y espero que esta vez ¡por fin! les obliguen a hacer la reforma que quieren evitar: la de la Administración Pública.

 

 

Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s