YO VENDO HUMO.

Otra de esas semanas que más valdría poderla tachar del calendario. Empezó con David Fernández de la CUP poniendo su sandalia encima de la mesa de la comisión del Parlament de Catalunya, para mostrársela a Rodrigo Rato, y siguió con la demostración de desfachatez jurídica del fallo del Prestige y otras cosas del mismo estilo.

El numerito de David Fernández ante Rodrigo Rato, por más simpatías que pueda despertar el que alguien les haya dicho en la cara a los banqueros estafadores lo que se merecen, es un comportamiento inaceptable en cualquier Parlamento. Aparte las duras críticas que su actitud ha recibido, y con las que estoy de acuerdo, en mi opinión lo peor, y lo que hace que el incidente sea más absurdo, es que de alguna forma alivia la tensión sobre el objeto del ataque, en este caso Rodrigo Rato. Si el Sr. Fernández quiere denunciar a los banqueros que se han forrado mandando nuestro sistema financiero a paseo a costa de un descomunal agujero en nuestro bolsillo, primero tiene que cargarse de razón, evidencias y pruebas, y tiene mucho donde escoger, después tiene que ir por la vía legal y si la Justicia española, tal como es seguro que ocurriría, no resuelve nada, ir por la vía de la campaña mediática dentro y fuera de España, en vez de montar numeritos que transforman a estafadores en victimas. Por lo visto el Sr. Fernández no sabe que muchos españoles desconocen todavía las barbaridades que se cometieron en Bankia y otras cajas y el dinero que se embolsaron los que las lideraron.

Sobre el fallo del Prestige me limitaré a un solo comentario. Si después de este claro ejemplo todavía hay alguien que duda de que a mediados de los 90 se inició un golpe de Estado del PP que hace años concluyó con su total ocupación del Poder Judicial, se lo debería hacer mirar. Lo ignominioso de que la caverna mediática se haya atrevido a exigir que los que criticaron en su día al gobierno Aznar pidan ahora disculpas no tiene ninguna importancia porque forma parte del folclore cavernario.

La Fiscalía General sigue innovando las funciones que los fiscales tienen en todos los ordenamientos jurídicos de mundo, y dedica buena parte de sus recursos a proteger, e incluso sacar de las fauces judiciales a personas de calidad y a amiguetes según órdenes dictadas por el PP. En el último escrito de la Fiscalía exculpando a la Infanta Cristina, su autor, Pedro Horrach, fiscal del caso Urdangarin-Nóos, afirma que especular sobre la voluntad de la Fiscalía de proteger a la Infanta es vender humo. De ahí el título de esta nota: yo soy un gran vendedor de humo, y seguro que en España somos muchos los vendedores de inmensas humaredas.

En el Consejo de Ministros del viernes 15 de noviembre ¡¡Por Fin!! se aprobó el pago a proveedores que incluye las farmacias catalanas. Teniendo en cuenta que desde la fecha del 20 de septiembre en que el pago ya estaba listo para su aprobación, el del viernes 15 en que se aprobó fue el noveno Consejo de Ministros celebrado, me ha extrañado mucho que los farmacéuticos y otros proveedores no lo hayan celebrado como en la noche de San Juan con alegría, fiestas, cava, hogueras y fuegos artificiales. Aunque la verdad, mi confianza en cualquier gobierno de este país es tal que no me lo voy a creer hasta ver el abono en nuestra cuenta y haya transcurrido el plazo creo que de dos días en que el abono puede retrotraerse.

Por cierto, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en una de sus explicaciones que solo pueden entender los iniciados, el Sr. Montoro aclaró definitivamente que la compensación entre financiación a proveedores y el FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) que sin lugar a la menor duda su Ministerio anunció el nefasto lunes 14 de octubre, y que suponía un más que sustancial recorte a dicha financiación de las CCAA, no se va a producir porque todo ha sido un malentendido, probablemente debido a que esos catalanes no comprenden el castellano cuando se habla con corrección. En la misma ocasión la Vicepresidenta Sáenz de Santamaría, haciéndose eco de una campaña de la caverna mediática cargó contra Artur Mas por despilfarrar el dinero viajando a Israel. El comentario es incomprensible porque aparte que el comportamiento de Artur Mas esta vez y en este viaje ha sido de libro, evitando conflictos y centrándose en el objetivo económico y comercial del viaje, nunca he visto a Artur Mas subiendo o bajando de un avión VIP, mientras si he visto la escena con presidentes del gobierno, ministros e incluso directores generales como protagonistas, incluso en viajes privados, mientras Merkel viaja con Lufthansa. Aparte, puedo decir por experiencia propia que la acción exterior comercial de la Generalitat es de las pocas cosas que funcionan medianamente bien en este país, y la Sra. Sáenz de Santamaría tenía al lado a un Sr. que lo sabe bien y no hace ni una semana decía que España saldrá de la crisis gracias a las exportaciones catalanas.

En Catalunya se ha iniciado el más absurdo, esperpéntico y abracadabrante juicio de la historia contra una pianista profesional denunciada por su vecina por el insoportable ruido del piano. Aparte penas de prisión y una sustancial indemnización, la acusación pide que se condene a la pianista a no ejercer su profesión durante dos años. El que un asunto tan absurdo y planteado de manera más absurda todavía haya llegado al juzgado es una clara demostración de que ni nuestra Administración Pública ni nuestra Justicia funcionan ni para atrás. Cuando estoy sentado en el ordenador escucho por Internet Classic FM, emisora de Londres que continuamente emite música clásica y cinco minutos de noticias cada hora o media hora en horarios de más audiencia. Las noticias no duran más de cinco minutos y lógicamente se limitan a las más importantes, y mientras estaba escribiendo esta nota una de estas noticias ha sido el juicio a la pianista en ese país bárbaro que se llama España. Ya sería el colmo que en un país en que no se ha inhabilitado ni encarcelado a banqueros que han provocado verdaderas catástrofes financieras, algunos están ya trabajando en otras empresas importantes con sustanciosos sueldos, y uno fue incluso sacado de la cárcel por la Fiscalía, se inhabilite a una pianista y se la mande a la cárcel por molestar a una vecina, ¡¡Viva España!!.

Desde la discrepancia con parte de su manera de pensar, siempre he alabado la manera de actuar de Oriol Junqueras, pero esta semana ha pegado un sonoro patinazo. Aunque después aclaró que solo pretendía demostrar el gran peso específico que la economía catalana tiene dentro de la española, cuando afirmó que una huelga general en Catalunya de una semana de duración hundiría a España, todo el mundo, yo incluido, lo entendió como una amenaza. En cualquier caso, fuese o no un comentario amenazante o tuviese intención didáctica, fue un grave error, porque una huelga general salvaje como esa hundiría a España, a Catalunya y quién sabe si a alguien más, y encima lo soltó cuando estaba en Bruselas entre otras cosas para explicar que la movida independentista catalana es pacífica. Curiosamente el error de Junqueras provocó que Alicia Sanchez Camacho por una vez dijese algo cargada de razón cuando afirmó que los catalanes no nos podemos permitir un político irresponsable e insensato, o sea que ya lo sabe señora, dimita y váyase a su casa porque ha demostrado sobrada y repetidamente que no nos la podemos permitir.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s