EL CORREDOR DE LA RISA.

Ya sé que soy pesado y he hablado montones de veces de lo absurdo, estúpido y digno de cerebros poco desarrollados que es la actitud de los gobiernos de España en relación con el Corredor Mediterráneo, pero desgraciadamente tengo que volver a hacerlo.

En el programa electoral del Sr. Arias Cañete, con nada menos que 50 modestos y creíbles puntos, todos por el bien de la humanidad aunque sin mencionar el aborto y muy poco la Administración de justicia,  se incluye el replantear el Corredor Central ante la U.E., con la intención de que aunque sea a toro muy pasado, o haciendo trampas, sea incluido en la corta lista de infraestructuras europeas prioritarias, tal como, a pesar de la oposición de gobiernos del PP, hace tiempo que están el Corredor Mediterráneo y el Atlántico.

El gran enemigo irracional del Corredor Mediterráneo es el PP, pero el PSOE, como en muchos otros temas, le ha seguido la corriente. Es decir, el PP es quien dispara, pero el que le ayuda limpiando el arma de vez en cuando y a veces aportándole munición es el PSOE, ese partido que todavía no sabe si es de izquierdas o de derechas, nacional-católico o rojo, y si existe o deja de existir.

Para mi es totalmente incomprensible que después de los inmensos y repetidos ridículos que el PP ha hecho, y nos ha hecho hacer a toda España, frente a todo el mundo y en especial frente a la U.E. en su defensa numantina del Corredor Central y su clara intención de matar y enterrar el Corredor Mediterráneo, vuelvan a la carga, cuando ya les han demostrado de todas las formas posibles, y alguna más, que el Mediterráneo es un Corredor que debería estar construido hace décadas si en materia de Obras Públicas no estuviésemos gobernados por idiotas votados por más idiotas todavía, mientras que el Central, de llegarse a construir algún día sería muy probablemente modelo mundial de infraestructuras ruinosas, de las que España ya tiene una buena colección, obligando además a construir en el Pirineo Aragonés uno de los túneles más absurdos de la historia del planeta por innecesario y carísimo, con un record mundial de longitud y desnivel, un túnel que ni Stalin habría construido usando todos los deportados a Siberia, pero que el PP está dispuesto a perforarlo a cualquier coste para demostrar que ni un montón de estudios económicos ni todo el sentido común del mundo les desviarán un ápice de su santa cruzada por defender las preclaras ideas de Don José María (al que por cierto van a esconder en la campaña de las europeas para continuar el cuento infantil de que ya no manda).

Por si alguien no lo sabía (ver notas de 12 de noviembre y 31 de Diciembre 2012 y 16 de Marzo 2013) el Corredor Mediterráneo fue aprobado como infraestructura prioritaria de la U.E. repetidamente entre el 2004 y el 2011, año de su aprobación definitiva, y del rechazo también definitivo del Corredor Central. Posteriormente el Parlamento Europeo ratificó en votación plenaria la prioridad de los corredores Mediterráneo y Atlántico y se aprobó la financiación europea de parte de ambas infraestructuras, bien, pues hasta que la prioridad europea no fue definitiva e incluso después, al presentarse al Parlamento Europeo y cuando se aprobaron los presupuestos europeos de la obra, el gobierno de España y en especial el PP, tanto desde el gobierno como en la oposición, han hecho todo lo posible para que el único Corredor Ferroviario aprobado por la U.E. en territorio español fuese el Corredor Central, e incluso José María Aznar, justo antes de que en 2004 la U.E. iniciase el largo proceso de decisión sobre prioridades, llegó a afirmar que los corredores Atlántico y Mediterráneo jamás se construirían porque el único que tenía sentido era el Central.

En su cruzada por el Corredor Central han llegando a extremos hilarantes como cuando la Ministra Pastor en Marzo de 2013, entre la votación del Parlamento Europeo y la aprobación de los presupuestos hizo una última intentona para conseguir que sin cambiarle el nombre al Corredor Mediterráneo, pero modificando su trazado, se transformase en realidad en Corredor Central, desviándolo a partir de Valencia y haciéndolo pasar, ¡¡cómo no!! por Madrid, después Zaragoza y a partir de allí con dos alternativas, una por Barcelona y otra ¡¡cómo no, de nuevo!! por el túnel faraónico del Pirineo Aragonés. La propuesta, aunque se anunció a la prensa, no llegó a presentarse debido, parece ser, a que su sola explicación de palabra provocó sonoras carcajadas entre los técnicos de la U.E..

¿Verdad que cualquier persona normal que, a nivel individual o en grupo, se ha estrellado y ha hecho el ridículo repetidamente en un mismo asunto empieza a pensar en cambiar de táctica?, si, pero es que el PP no es normal. Si el PP y el Sr. Arias Cañete tuviesen en consideración la más mínima probabilidad de que algún día pudiesen equivocarse, en su programa electoral como mucho habrían planteado la revisión a fondo de su propuesta de Corredor Central, pero como siempre son los demás los que van profundamente errados al no opinar exactamente lo mismo que ellos, vuelven a la carga para intentar una vez más que los técnicos de la U.E. vean la luz, aunque sea a costa de la ya muy maltrecha imagen de España y de que los técnicos de la U.E. vuelvan a pegarse un hartón de reír a costa nuestra.

Ahora que ya me he despachado a gusto, aquí tenéis el punto 39 del programa del PP, sobre el que Arias Cañete añadió este fin de semana que iban a luchar para que el Corredor Central figurase entre las infraestructuras europeas prioritarias: “39. Defenderemos unas conexiones más fluidas a través de los Pirineos con el resto de Europa. Aceleraremos la conexión a través del País Vasco. Promoveremos la efectiva puesta en marcha del Corredor Mediterráneo y del Corredor Central a través de Zaragoza, por ferrocarril y por carretera”, está claro que al menos lo volverán a intentar: la única ciudad que mencionan no está en el trazado de los dos corredores europeos prioritarios.

Afortunadamente en lo que se refiere a la aprobación de infraestructuras europeas prioritarias y su financiación, todas las decisiones se toman a nivel exclusivamente técnico, sin entrar en el desastroso y habitual mercadeo político corrupto y absurdo de la U.E., y espero que nunca modifiquen esta forma de actuar, aunque estoy seguro que el Gobierno de España ya debe haberlo intentado varias veces. Si del politiqueo de la U.E. dependiese, y como ocurre de forma habitual, no se escuchase para nada la voz de los técnicos, en vez de estar hoy construyendo el Corredor Mediterráneo al ralentí más lento posible, estarían entusiasmados construyendo el Corredor Central a toda velocidad y ya llevarían millones y millones invertidos en el túnel más irracional del mundo, porque quien es capaz de construir un AVE solo de pasajeros a Galicia en plena crisis y mientras se están recortando servicios públicos a diestro y siniestro, es capaz de cualquier barbaridad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s