NI EL PAPA LO PUEDE ARREGLAR.

Cuando se cumple escasamente un mes de que el Papa Francisco, consiguiese, después de mucho esfuerzo y trabajo unir en el vaticano a Shimon Peres, Mahmoud Abad y los representantes en Palestina e Israel de las tres grandes religiones, para un rezo común por la Paz, Oriente Medio vuelve a estar a dos pasos de la guerra.

Ya he dado en varias ocasiones mi opinión sobre lo que está en la base del conflicto, que no es más que la obsesión del Islam radical por reinstaurar la Sharía (Ley Coránica) en lo que fue el Imperio Otomano, y en consecuencia en echar a Israel y sus habitantes al mar, y de paso a la clase media cristiana de El Líbano y otros lugares, para que no vuelvan a tierra firme. Mientras haya Islam Radical habrá conflicto y guerras en la zona. Y para mi está claro que el secuestro y asesinato de los tres jóvenes israelíes, o un acto similar que encendiese de nuevo la irracionalidad en la zona, estaba planeado por Hamas desde que tuvieron noticia de que se celebraría el rezo en común en el Vaticano y antes de que se fijase día y la hora para el acto.

Sin llegar, ni de lejos, a decir las cosas tan claras como lo acabo de hacer en el párrafo anterior, pero poco a poco los periodistas europeos están abandonando el punto de vista buenista que llega a defender y montar conferencias de terroristas, y están al menos aterrizando en la postura neutra, que no pone toda la responsabilidad en el lado israelí, sino que por lo menos reparte las culpas, e incluso se empiezan a decir algunas verdades como puños que hasta la fecha parecían prohibidas.

En La Vanguardia del Viernes 11, Enrique Cymerman, corresponsal en Israel y autor de una ya famosa entrevista al Papa Francisco con motivo del mencionado rezo por la Paz, daba algún detalle de los métodos usados por Hamas en un artículo sobre la utilización de escudos humanos en Gaza que era escalofriante. Hamas guarda sus arsenales y almacenes de misiles en sótanos de hospitales, escuelas y edificios de viviendas. Cuando los israelitas deciden atacar uno de estos arsenales o un edificio de viviendas porque en él residen o están terroristas de Hamas, primero advierten por teléfono o lanzando octavillas con unas dos horas de anticipación a los civiles que no forman parte de su objetivo y unos minutos antes del ataque lanzan una bomba de poco calibre en la zona como advertencia final. A pesar del método seguido por Israel para sus ataques las víctimas mortales ya pasan de la centena porque, aunque parezca increíble, los de Hamas usan todos los medios de comunicación y cualquier otro método para intimidar y obligar a no moverse a las posibles víctimas que se encuentran en los edificios con el pretexto de que son mensajes falsos y que solo pretenden minar su moral, pretexto que lógicamente ya pocos se creen. La consecuencia es que los que abandonan el edificio solo lo hacen después de la última advertencia, en bastantes casos se quedan a corta distancia del edificio y, tal como les ocurre a los que no se han movido, acaban muertos o heridos. Israel por su lado está usando la intimidación de Hamas a los inquilinos a que no abandonen los edificios que van a atacar para justificar incursiones terrestres y una eventual invasión, y ya han avisado para que se desalojen poblaciones con unos 100.000 habitantes a lo largo de la frontera.

El uso de escudos civiles es no solo una costumbre sino una tradición de los guerrilleros islamistas de todo tipo, e incluso de algunos ejércitos regulares árabes. En la página 8 del informe “El Islam Radical” que adjunté a mi nota del 5 de Octubre 2012 explicaba que en épocas “calientes” en la zona, cuando atravesaba la frontera entre Líbano y Siria yendo de Beirut a Damasco encontraba en ocasiones convoyes del ejército regular sirio que seleccionaban vehículos para usarlos, junto con sus conductores, como escudos en sus desplazamientos en los alrededores de los altos del Golán, una de las zonas más “calientes”, que estaba a solo 60 kilómetros, aunque afortunadamente nunca me seleccionaron porque mi coche llevaba matricula internacional.

Pero a pesar de la evidencia todavía hay periodistas lo suficientemente cortitos para pensar e informar que si en Gaza hay más de 100 muertos por ataques aéreos y en Israel las víctimas de los más de 50 ataques diarios con misiles son menos de 5 no es porque en Israel se preocupan por proteger a la población, sea judía, cristiana o musulmana, y en cambio en Gaza los usan como escudos, sino porque los israelitas son judíos muy malos, en fin, de patio de colegio.

Muchos son todavía los periodistas que se decantan claramente por el bando islámico, y a alguno incluso llega a ofenderle que la mayoría de periodistas, ante la contundencia de las evidencias, ahora se hayan pasado a la neutralidad. En El Periódico del sábado 12 un tal Ramón Lobo en un artículo titulado “Titulares neutros en Gaza” ataca muy duramente a los periodistas de poca visión que adoptan posturas neutras en el conflicto porque según él está pero que muy claro que Israel es un agresor obsesivo y los pobres palestinos de Gaza solo son unas buenas gentes que se defienden como pueden de su agresión. Mientras leía el artículo del Sr. Lobo pensaba varias cosas, como los muchos miles y miles de cohetes y misiles que desde el 2006 en que se inició el lanzamiento masivo han caído sobre Israel desde Gaza y desde el Líbano lanzados por Hezbollah, algunos horas después de que Hamas firmase acuerdos de tregua, que por supuesto incluían el cese de los lanzamientos. También se me ocurrió pensar que los misiles que se disparan contra Israel solo tienen por objetivo matar a quien sea donde caigan, mientras los ataques israelitas, todo y la cantidad de víctimas debidas a los escudos civiles, son de una precisión quirúrgica, cosa de la que también puedo dar fe porque cuando estaba en la zona tuve varias experiencias en que lo pude comprobar, una de ellas la expliqué en una nota del 20 de Junio 2012, antes de abrir el blog. Los tractores despiezados de Motor Ibérica para la fábrica de Alepo los recibíamos en Latakia, donde habían dos puertos, civil y militar, afortunadamente bien separados, porque en el militar se recibían suministros militares, y en una de las ocasiones en que me toco ir se produjo un ataque israelita en el puerto militar, y al abandonar la ciudad bordeamos la verja de su límite observando un espectáculo dantesco y espeluznante en el interior del puerto militar donde se habían destruido incluso tanques recién desembarcados que ya estaban en la puerta de salida, pero en nuestro lado de la verja no había caído ni una piedrecita.

Leyendo al Sr. Lobo y otros que siguen con las medias verdades y mentiras de siempre, y en especial con algún periodista que describía el control que Israel ejerce sobre Gaza en cuanto a suministros de todo como un cerco tiránico, pensaba en lo fácil de la respuesta porque es cierto que Gaza depende de Israel para el suministro de todo, desde agua y electricidad a alimentos, ropa y medicinas, pero por un lado, aunque mucho menos extensa, pero Egipto también tiene frontera con Gaza, y por lo tanto de cerco nada, y además se me ocurrió imaginarme que ocurriría si en vez de ser Israel quien manda cientos de camiones cargados de suministros y combustible diarios a Gaza y le sirve el agua y la energía, fuese al revés y fuese Hamas que tuviese que suministrarlo todo a una Gaza habitada por cristianos o judíos, que encima lanzasen misiles sobre el territorio de Hamas desde hace años. ¿Os imagináis lo mismo que yo?. No les haría falta echarlos al mar porque antes habrían muerto de hambre e inanición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s