INSOPORTABLE II.

El miércoles 8 por la noche y por curiosidad intenté, y conseguí, soportar las mentiras de las tertulias del Canal 13 más de 5 minutos, para saber que decían sobre el caso del contagio de Ebola, y a pesar de que ya me esperaba su habitual sarta de mentiras y falsedades, esta vez consiguieron sorprenderme con su absoluta deshonestidad.

La Conferencia Episcopal, propietaria del Canal 13, debe ser muy estricta con el sexto mandamiento, pero para compensar no solo es sumamente tolerante con la mentira y la falsedad, sino que la anima y promueve a través de sus medios de comunicación.

Los tres mensajes fundamentales que, tanto el moderador del debate como los componentes habituales del panel emitieron continuamente fueron que absolutamente toda la responsabilidad recaía sobre la enfermera auxiliar , hasta el extremo que el presentador, Antonio Jimenez, llegó al límite de la desfachatez al afirmar como conclusión que no se trataba de un error sino de una desgracia, en forma de enfermera claro está. El segundo mensaje era del mismo pestilente estilo, entre pase tras pase del video correspondiente afirmaron que el país había hecho un inmenso ridículo ¡¡por culpa de los manifestantes que intentaron cortar el paso a la furgoneta que se llevaba el perro de la enfermera!!, cuyo video había aparecido en todas las televisiones del mundo. No voy a extenderme en la calificación de esta desinformación, una más del canal falsario, solo añadiré, para que vosotros lo califiquéis, que aquella tarde se había sabido que todo el entrenamiento sobre el cuidado de un infectado de Ebola por el que había pasado la enfermera auxiliar había sido una explicación de unos 20 minutos justo antes de su primera intervención, y que a pesar de todo, el descontrol continuaba, como denunció un tal doctor Parra, que había atendido a la enfermera aquel mismo día y que entre otros fallos graves le habían dado un traje que le quedaba corto. También puedo añadir que casi todos los médicos y veterinarios que han hablado del asunto afirman que el contagio a través del perro era imposible, que se ha perdido una buena oportunidad para mejorar el conocimiento del efecto del virus Ebola sobre animales, y que toda la historia del perro suena claramente a maniobra para desviar la atención de la verdadera cuestión: la tremenda negligencia e irresponsabilidad de nuestros gestores públicos.

Antes había oído la vergonzosa e inmensa ignominia de la declaración del Consejero de Sanidad madrileño, Javier Rodríguez Rodriguez, que, sin la más mínima vergüenza, prudencia o cuidado, hacía recaer absolutamente toda la responsabilidad del problema en la enfermera auxiliar contagiada, a la que calificó de manera insultante como mala profesional y repetidamente de mentirosa múltiple. En el Canal 13 pasaron fragmentos de la vomitiva declaración mientras alababan su claridad y contundencia.

El tercer mensaje era el más esperpéntico. La histeria colectiva que sin duda se ha creado y crecido sobre la infección de Ebola no es debida a la desastrosa rueda de prensa de Ana Mato y su equipo, que pretendía calmar los ánimos pero, como siempre con el PP, consiguió exactamente lo contrario, sino que partidos y personas de la oposición, e incluso independentistas catalanes ávidos de venganza, han politizado el asunto con mentiras y falsedades para perjudicar la fantástica gestión que del asunto han desarrollado nuestros excelentes gobernantes. De antología del disparate hispano.

Curiosamente aquella misma tarde se había conocido el fallo sobre el accidente del AVE en Galicia, que como no podía ser de otra forma carga toda la responsabilidad sobre el maquinista del tren, y exime a los verdaderos culpables: los jefazos de Adif. Está claro que en la Administración Pública española la principal función de los funcionarios de a pie es cargar con las responsabilidades de sus desastrosos jefes.

Todos los países tienen los gobiernos que se merecen, entonces, nosotros debemos haber hecho algo sumamente grave para merecernos este inmenso montón de porquería.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s