INSISTIR EN LA ESTUPIDEZ.

Hace tiempo que para mi U.E. significa Unión Estúpida por razones obvias, pero lo que me tiene más sorprendido e intrigado es el hecho que por más claras  y palmarias que sean las evidencias de fracaso estrepitoso de sus medidas económicas, no solo no rectifican sino que insisten en exigir su aplicación, como si el mundo entero certificase sobradamente su éxito.

Esta semana y en relación con España se ha producido una de las muchas situaciones en las que queda claro que a nivel europeo estamos gobernados por autómatas que además son profundamente estúpidos. La Comisión Europea ha vuelto a insistir en que se deben llevar a cabo más reformas en España y una de sus propuestas ha sido volver a subir el IVA, nada menos que otro 3%. Por lo visto no recuerdan que en septiembre 2012 el gobierno Rajoy, empujado por la Catastroika subió el IVA de golpe un 3% con la clara intención de aumentar los ingresos del Estado, pero debido a la caída del consumo que causó la subida de impuestos, los ingresos estatales en vez de subir se desplomaron y tardaron casi seis meses en recuperarse. Lo gravísimo del asunto es que la Comisión está presidida por Junker, que siendo Primer Ministro de Luxemburgo, y aunque fuese legalmente, birló a sus socios comunitarios miles de millones en impuestos de grandes multinacionales y ahora nos exige aumentar los impuestos que paga toda la ciudadanía. No me digáis que no es para mandarlos al otro lado del mundo, o irse uno allí para tenerlos bien lejos.

Para redondear la suprema demostración de idiotez, una de las razones más importantes que aducen para exigir dicha barbaridad es que la deuda pública española está ya a punto de alcanzar el 100% del PIB y ha sobrepasado el billón de Euros lo que pone nuestra economía en situación de gran fragilidad porque un aumento de los tipos de interés haría aumentar también nuestro déficit presupuestario.

Los gráficos que aparecen a continuación reflejan la evolución de la deuda pública española tanto en porcentaje del PIB como en valor absoluto. (Haced clic sobre el cuadro)

DEUDA ESP.

 

Fuente: datosmacro.com

¿Verdad que alguien que no tenga ni idea de economía, de unos diez años de edad y no muy inteligente, que observase estos gráficos estaría sobradamente capacitado para llegar a la conclusión que la deuda pública española estuvo en un nivel bajo y estable hasta 2010, año en que empezó a subir sin freno hasta hoy, en que sigue subiendo?. Pues el 2010 es el nefasto año en que, cuando la deuda pública española estaba en el razonable e incluso bajo nivel del 62% del PIB, Frau Merkel y los burros y mulas de la U.E., en plena crisis y cuando ésta empezaba a remitir, decidieron que el objetivo único. básico y fundamental de sus medidas económicas no era salir de la crisis, que salir de la crisis era lo de menos, porque lo que debíamos hacer, olvidándonos de todo lo demás, era cumplir los objetivos de contención del déficit que la Frau imponía, probablemente porque usando solo las cuatro reglas básicas de la aritmética y sin ni una sola consideración de tipo económico la señora había llegado a la conclusión que lo único que garantizaba que sus bancos pudiesen cobrar sus deudas en Europa era imponer a todos los mismos métodos que habían utilizado en Alemania para superar la crisis financiera provocada por la reunificación en los años 90, sin tener en cuenta que aquello se había conseguido en épocas de fuerte expansión económica en todo el continente, mientras en el 2010 estábamos justo empezando a respirar ligeramente después de una dura crisis, y en vez de ayudar a acabar de superarla, Frau Merkel nos pegó un tiro en la cabeza.

Lo importante, aunque estuviésemos en crisis era anular los déficits, aunque esto comportase empobrecer a toda la Unión Estúpida y mandar Europa al infierno. Solo cuatro años después nuestra deuda pública ha aumentado en un 66% respecto a la de 2010, y esta barbaridad solo ha servido para recortar y recortar y recortar desde prestaciones sociales  a salarios, mientras que si se hubiese dedicado solo una fracción de esa inmensa deuda a políticas de crecimiento económico, y sin renunciar a controlar el déficit, a reformas y austeridad, hubiésemos salido de la crisis en cohete y la deuda no habría llegado ni de lejos al exagerado nivel actual. En su lugar la crisis se ha alargado al menos dos años más y finalmente hemos medio salido pero muy tocados, hasta el extremo que si finalmente las medidas estúpidas tuviesen éxito y en los próximos años dejásemos la crisis atrás de forma clara y contundente, el camino recorrido para llegar hasta allí no habría valido la pena por ser el más largo y absurdo. No se puede actuar de manera más estúpida porque tal nivel de estupidez no existe, el de la U.E. ya es el nivel superlativo.

No estoy en contra ni de las reformas ni de la austeridad ni del control presupuestario, de hecho opino que habernos olvidado de la austeridad fue una de las causas de la crisis, pero centrarse única y exclusivamente en reformas y austeridad sin ninguna otra consideración de tipo económico ni medidas de crecimiento perfectamente compatibles con ellas, y encima poner como objetivo principal y único en plena crisis la limitación hasta su anulación de cualquier déficit presupuestario es estúpido y suicida.

Para agravar la insuperable estupidez de la U.E. no solo no paran de exigir medidas contraproducentes, sino que pocas veces han mencionado y nunca han insistido en medidas que aparte hacer una gran contribución a la lucha contra la crisis constituirían las verdaderas reformas de calado que mejorarían muy sustancialmente el país, me refiero a la reforma muy a fondo de nuestra desastrosa Administración Pública y a la lucha contra la corrupción, reformas que ya se puede decir alto y claro que, debido a la estupidez y deshonestidad de los dirigentes de Bruselas y Madrid, van a quedar sin ni tan solo intentarlo, y se ha perdido otra oportunidad de transformar este país en uno desarrollado y normal, aparte que estoy convencido que si algún día un político muy honesto consigue liberar a empresas y particulares de la responsabilidad y la administración de la fiscalidad y la Seguridad Social de sus empleados impuesta por nuestra Administración Pública desde el régimen franquista, una parte importante del grave problema del empleo de este país se solucionaría sin más.

Hay un serio problema añadido: que la deuda pública alcance tal nivel que imposibilite la salida del estancamiento económico como le ha ocurrido al Japón, que después de 20 años de medidas estúpidas su gobierno se decidió a aplicar políticas de crecimiento, pero la deuda pública creada por dos décadas de estupidez era de record mundial (230% del PIB) y al subir los impuestos para cubrir la deuda se han ido al traste las políticas de crecimiento y ahora les toca esperar que en las próximas elecciones vuelva a ganar el gobierno Abe para empezar de nuevo desde cero los planes de crecimiento, esta vez cruzando los dedos.

Si alguien no está de acuerdo con esta muy dura crítica de la U.E. que haga lo que ya he hecho varias veces en este blog: comparar las cifras de Grecia e Islandia, los dos peores desastres europeos de esta crisis, desde el 2008 hasta hoy. En el 2008 los bancos y todo el sistema financiero islandés quebraron y el país rozó la bancarrota y en el 2010 se descubrió el pastel de las estadísticas manipuladas en Grecia para camuflar un país quebrado. La gran diferencia es que Islandia tiene la inmensa suerte de no estar ni en la ratonera de la U.E. ni en la de la Eurozona, ha podido solucionar sus problemas con sacrificios y aplicando criterios económicos, lógica y sentido común, y meter a buena parte de los responsables en la cárcel, mientras que Grecia haciendo lo que los burros y mulas de la U.E. le ordenaban, su ciudadanía ha tenido que soportar sacrificios mucho peores que los islandeses, los responsables están en su casa disfrutando de lo que ganaron mandando el país al desastre, siguen estancados en el desastre y encima es muy probable que al final sus grandes sacrificios no puedan evitar la quiebra, y tengan que empezar la segunda tanda de sacrificios mucho peores todavía.

No me digáis que no es para echar a la U.E. a la taza del wáter y tirar de la cadena.

Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s