HARTOS DEL ISLAM, Y DE LA U.E.

En mi nota de ayer me refería a la inmensa contradicción que supone que los grupos y partidos de izquierdas sean los grandes valedores del Islam, justifiquen siempre que pueden sus barbaridades y lleguen a acusar de islamofobo a alguien que, como en mi caso, se limite a decir la verdad sobre los musulmanes.

Mientras estaba escribiendo y colgando la nota la U.E. hizo otra barbaridad, lo que no es ninguna novedad porque las hacen a pares y diariamente. En mi nota del 8 de noviembre me refería al nombramiento de la nueva responsable de asuntos internacionales de la U.E. en sustitución del desastre de Catherine Ashton, que recayó en Federica Mogherini socialista italiana, antigua comunista y de la que decía que apestaba a buenista, y no solo no me equivoqué, sino que me quedé corto, muy corto. La señora Ashton fue un desastre, pero como la U.E. es el peor de todos los desastres la han sustituido por una loca de atar.

Después de hacer su primer viaje oficial a Palestina, que parece ser el único asunto internacional que le preocupa, quedó claro que a la Mogherini solo le falta peregrinar a La Meca para que ya sea totalmente clara su intención política, para lo que bastaron dos detalles, primero su dura crítica a los radicales judíos que se paseaban por la explanada de las mezquitas provocando las iras del Islam, sin hacer ni mención de que la única razón por la que dicha explanada es una continua fuente de tensión fue la imposición, hace más de 30 años, de que solo los musulmanes podían pisarla, a pesar de que se encuentra en el centro geográfico de una zona con monumentos fundamentales y santos de las tres grandes religiones que se acumulan unos sobre otros, y segundo que estando la señora en Jerusalén ocurrieron dos atentados palestinos con víctimas mortales y todo y que los condenó, inmediatamente soltó una larga lista de razones que justificaban el ataque terrorista.

Ayer continuó su labor a favor del Islam y de apoyo a esas excelentes personas que son los terroristas cuando la Comisión Europea, que tiene este nombre porque se pasa el día cometiendo barbaridades en la U.E., reconoció al Estado Palestino, cuestión discutible, pero que tarde o temprano debía ocurrir, aunque en mi opinión debían haber esperado a que los palestinos estuviesen totalmente comprometidos en su renuncia a destruir el estado de Israel. Pero el bombazo fue que también se suprimió a Hamas de la lista de organizaciones terroristas, y en consecuencia hoy es una organización política no violenta, aunque bien pertrechada de misiles apuntando a su vecino.

Cuando la loca de atar fue nombrada para el puesto, se fijo como objetivo conseguir la creación del estado palestino, y ya entonces me extrañó que su objetivo no fuese el conseguir la paz en Oriente Medio. Ya ha casi conseguido su objetivo y si algo está claro, y ojala me equivoque, es que hoy estamos mucho más lejos de la paz en Oriente Medio que lo estábamos ayer por la mañana, en primer lugar por el cabreo mayúsculo que deben llevar encima los israelitas, en especial los parientes de las muchas víctimas de los no terroristas de Hamas, en segundo lugar, si yo fuese israelita no firmaría un acuerdo de paz cuando uno de los que hay al otro lado de la mesa es Hamas, que tiene como uno de sus objetivos básicos acabar conmigo, y en tercer lugar, porque si con todas las limitaciones de movimientos de fondos y un cierto bloqueo que le supone a una organización el estar en las listas de terroristas, Hamas actuaba como si nada, disparó miles de misiles sobre Israel y organizó decenas de atentados, ahora con total libertad, y con el apoyo de los locos Mogherinis no quiero ni pensarlo.

En mi nota del 28 de agosto pasado publiqué una foto de unos niños celebrado la victoria de Hamas sobre Israel al final del último ataque israelita sobre la franja de Gaza. Hoy vuelvo a publicar la foto porque me imagino que los dos angelitos deben estar contentísimos de que su gran camarada italiana haya conseguido que ¡por fin!, puedan utilizar sus juguetes como Dios (Allah en este caso) manda, bien cargados, con el seguro levantado y disparando sin parar. ¡¡Qué bien!!.

NIÑOS GAZA

Por cierto, hablando de niños, Hamas es una de las organizaciones radicales islámicas que limitan a como máximo leer y escribir la enseñanza a las niñas, aunque bien pensado, igual tienen razón porque si se las educa sin limitación puede surgir una Federica Mogherini. Sarcasmos aparte, este concepto de la limitación de la enseñanza a las niñas es el que está en la base de los ataques a escuelas y niños asesinados, que nos escandalizan mucho, pero que nadie hace nada realmente en serio para al menos denunciar a sus instigadores y señalar con el dedo a todos ellos.

Hace tiempo oí a una de esas señoras que siempre he calificado como machistas femeninas decir que si la política fuese manejada por mujeres no habría guerras. Pues a juzgar por Ashton y Mogherini sería más bien lo opuesto: las guerras nunca acabarían.

Lo curiosos del caso es que la loca de atar y sus inútiles compañeros de la U.E. es seguro que mostrarán su profunda preocupación cuando se publiquen los próximos resultados de encuestas y resulte que los partidos xenófobos siguen subiendo como la espuma y culparán del éxito de los extremistas a que nosotros los ciudadanos somos tan tontos que nos dejamos engañar por periodistas mal intencionados, sin darse cuenta ni querer admitir que son barbaridades como la que acaban de hacer con Hamas las que hacen subir el voto xenófobo.

Afortunadamente también ayer recibimos una excelente noticia: el fin del bloqueo de Cuba y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y USA. Se acaba así, después de 53 años, uno de los mayores errores políticos del siglo XX, y un gran ejemplo de la inmensa estupidez norteamericana en materia de política internacional, porque ese inútil bloqueo con frecuencia ha servido de excusa para que los castristas apretasen las clavijas de su represión al pueblo cubano. Casi me atrevería a afirmar que para lo único y los únicos para los que ha sido útil han sido la represión y los castristas. Por supuesto, en este asunto la Mogherini no ha intervenido para nada porque estaba demasiado ocupada dando facilidades a Hamas, pero parece ser que si lo ha hecho el Papa Francisco, que ya casi ha conseguido que me reconcilie con la Iglesia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s