LA EXPLOSION DE TUNGUSKA.

Hace unos días navegando por Internet encontré una Wikipedia referida a la explosión de Tunguska en Siberia, sobre la que leí un artículo hace un montón de años que me dejó impresionado.

A las 7.17 de la mañana del 30 de Junio del año 1908 se produjo una inmensa explosión en Tunguska, una región remota, inhóspita, boscosa y deshabitada de Siberia. La potencia de la explosión se estima entre 10 y 15 megatones, muy superior a la bomba atómica de Hiroshima y al nivel de una bomba termonuclear. Hasta 500 kilómetros de distancia de la explosión se hoyó un ruido ensordecedor, se percibieron vibraciones sísmicas (con los equipos de entonces) a más de 1.000 kilómetros de la explosión y a distancias entre 60 y 100 kilómetros hubo edificios dañados por la vibración, se rompieron todos los cristales y pasó una onda de calor que provocó incendios incluso en las ropas de las personas que no estaban a cubierto.  Arrancó de cuajo las ramas y hojas de 80 millones de árboles y derribó los troncos en un área de 2.150 Km2., destruyendo totalmente los frondosos bosques siberianos, como podéis ver en la foto que viene a continuación, tomada por la primera expedición que llegó a la zona después de la explosión.

TUNGUSKA 1

Dicha primera expedición no llegó a la zona hasta 1921, porque Europa y Rusia habían estado mientras tanto muy entretenidas con la Gran Guerra y librándose de los Zares. Si hacéis clic en el siguiente link de Youtube podréis ver un corto reportaje en inglés sobre la explosión.

https://www.youtube.com/watch?v=EiXpp-i442s

Desde que se produjo la explosión se están discutiendo sus posibles causas sin que se haya llegado a conclusiones claras. Para complicar el asunto, la explosión no dejó rastros relevantes de material espacial ni provocó un cráter del descomunal tamaño que corresponde a una explosión de esta potencia, tal y como habría ocurrido si se tratase del impacto de un meteorito de regulares dimensiones, y para complicarlo más la explosión provocó una muy elevada radioactividad y presencia de Carbono 14, como si se tratase de una explosión nuclear. Se menciona como posible causante un pequeño cometa que se estrelló contra la tierra, porque al estar formados en su mayor parte por hielo se volatilizó, también se ha mencionado, en relación con impactos de cometas y en función de su contenido, una posible explosión equivalente a una bomba de hidrógeno “natural”, pero la cosa se complica cuando a finales del siglo pasado se descubre que el lago Cheko, en el centro del área afectada por la explosión, en realidad se trata de un gran cráter que cubrieron las aguas, y en fecha tan reciente como el 2010 y mediante radares subterráneos descubrieron otros cráteres y restos de meteoritos cubiertos por permafrost (terrenos permanentemente helados), lo que vuelve a validar la teoría del meteorito, aunque todavía tiene lagunas importantes inexplicables.

Aunque no se sepa con certeza qué provocó la explosión, creo que lo importante es que no ocurrió en zona habitada y sobre todo que no ocurrió después de la II Guerra Mundial, en la guerra fría, porque de ser así el asunto habría acabado en suicidio colectivo por holocausto nuclear, que pensándolo bien habría sido un buen complemento para Dr. Strangelove (Volamos hacia Moscú), la gran película de Stanley Kubrick , donde la naturaleza habría colaborado con la estupidez humana para iniciar el holocausto nuclear.

Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s