¡VIVA AUSTRIA!

El pasado jueves 26 de febrero los periódicos dieron la noticia que en Austria se ha reformado la antigua Ley del Islam y han introducido una serie de condiciones que el resto de países europeos deberían imitar.

Cuando Austria no era una república sino el Imperio Austro-Húngaro tenía en su territorio zonas como Bosnia Herzegovina en la antigua Yugoslavia de mayoría musulmana, y por esta razón, y porque los ejércitos otomanos estuvieron varias veces a las puertas de Viena entre los siglos XVI y XVII, los austríacos saben bien como las gasta el Islam y desde principios del siglo XX estaba vigente una Ley que regulaba las actividades de los musulmanes, que ha sido reformada poniéndola al día y de paso introduciendo un par de elementos que a mí me parecen más que justificados. El primero prohíbe que las organizaciones culturales islámicas y los imanes reciban financiación del extranjero, y la segunda exige a cualquier líder religioso musulmán que hable correcto alemán. El objetivo de la Ley es impedir la penetración del Islam radical financiada por las tiranías del Golfo, que pretende acabar con nuestras estructuras políticas e imponer la Ley Coránica, y por dicha razón la Ley se completa con una serie de normas que obligan a mezquitas y las cerca de 450 asociaciones musulmanas a que demuestren que tienen unas “ideas positivas sobre la sociedad y el Estado” austríacos como condición previa y continua para que las autoridades las autoricen.

Como no podía ser de otra forma casi todas las asociaciones musulmanas de Austria han puesto el grito en el cielo, pero la federación islámica más importante del país no solo ha aceptado la Ley sino que está de acuerdo con la idea de desarrollar un Islam respetuoso con el Estado laico, aunque su organización juvenil está furibundamente en contra, lo que indica que podría tratarse de un caso más de musulmán radical que pretende pasar por moderado.

En España los periodistas que no paran de apoyar el islamismo radical, que afortunadamente son cada vez menos, curiosamente no han comentado la buena noticia, debido posiblemente a que no han recibido instrucciones de hacerlo porque a quienes les dirigen quizás no les interesa hacer mucho ruido con la inteligente decisión austríaca por si a algún otro país le dan ganas de copiarla, pero siguen diciendo burradas. Hace unos días en un artículo editorial sin firma de El Periódico se explicaba una inmensa barbaridad. Según el autor del artículo los países occidentales deben evitar intervenir directamente contra el Estado Islámico en cualquiera de sus zonas porque los yihadistas lo vestirían como una nueva cruzada  y todo el mundo musulmán se pondría de su parte. En primer lugar ni idea de lo que es el Islam actual y segunda, si les hacen caso los austriacos harían bien en empezarse a preparar para recibir de nuevo a los ejércitos musulmanes a las puertas de Viena.

Aunque sin duda lo hacen, es increíble que todavía hayan periodistas y políticos que apoyan la versión de que el Estado Islámico es fruto de los insultos y agresiones occidentales contra el Islam, pero hasta fecha reciente nadie se había atrevido a afirmar que se les debe tener respeto porque todo el mundo hace lo mismo, pero Ramón Lobo en El Periódico del domingo 1 de marzo y en un artículo que adjunto, así lo dice. Ramón Lobo es uno de mis periodistas islamistas preferidos, porque además tiene en grado superlativo una característica común a todos ellos que consiste en escribir sus artículos con el mensaje subliminal que cualquiera que no esté de acuerdo con lo que dice por lo menos es imbécil. Del señor Lobo ya hice comentarios en mis notas del 13 de julio y 2 de noviembre del 2014, la primera referida a la barbaridad de Gaza y la segunda por los problemas con la explanada de las mezquitas de Jerusalén en que a pesar que la prohibición de que dicha explanada sea pisada por no musulmanes fue impuesta por el Islam, la responsabilidad de los problemas que crea tal prohibición, según Lobo, es de los israelitas.

En el artículo que adjunto tiene razón en que la ignorancia y la prepotencia provocan montones de errores de los países occidentales en su confrontación con el Estado Islámico, pero el “y tú más” que rezuma el artículo es, en mi opinión, denigrante, como lo es la casi ridícula exageración de sus críticas a los occidentales, en las que, por poner un ejemplo pasado de vueltas, se refiere a la famosa foto de la gaviota embadurnada de petróleo del Exxon Valdés, cuando el Islam radical es el gran líder y especialista mundial en la tergiversación informativa con varios casos de manual como el de la foto de una de las intifadas en que se veía a un padre y su hijo parapetados para protegerse de los disparos de los israelitas, con un kalashnikof  en el suelo y en el pie de la foto se informaba de que ambos resultaron muertos, aunque a los pocos días y por parte de un observador de la ONU, se aclaró que se trataba de un terrorista palestino que se había protegido con el cuerpo de un niño que no era su hijo, y además el terrorista salió vivo y el niño resultó muerto. Y el señor Lobo hablando de gaviotas petroleadas.

NÓMADAS Y VIAJANTES

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s