¡¡OLE TU!!

La expresión que da título a esta nota se refiere a Jordi Evole, que después del programa sobre la capitana Cantera, ha repetido gran acierto con el del domingo 15 sobre el sistema financiero. De seguir así tendremos que llamarle el “emmerdeur” de los poderosos, el que les toca lo que no suena.

En mi opinión el programa tuvo dos momentos clave, primero la serie de entrevistas y preguntas en la calle en plena City de Londres a algunos de los llamados “traders” que explicaron dos características de su trabajo en la actualidad, en primer lugar la ausencia de trabas o límites a su actuación y lo críptico de su actividad por lo nada que trasciende sobre sus métodos y sus resultados, y en segundo lugar el stress con que trabajan, del que uno de los preguntados en la calle llegó a decir que está convencido de que no sabrían trabajar sin tensión extrema.

La segunda fue la entrevista a Rainer Voss, antiguo trader de un banco de inversión que se retiró hace años y desde entonces es muy crítico con el actual sistema financiero, de cuyo caso hay un reportaje llamado “Der Banker, Master of the Universe” (Confesiones de un Banquero en versión en castellano) que explica su historia y sus críticas al sistema financiero.

El señor Voss dijo muchas cosas interesantes, con las que estoy totalmente de acuerdo en su mayoría. Insistió en la opacidad de las operaciones de grandes grupos financieros. Puso un muy buen ejemplo de cómo han cambiado los criterios en el mercado financiero cuando explicó que si de cuatro traders que trabajan para la misma compañía tres ganan cinco millones y el cuarto cincuenta millones, antes la compañía investigaba las operaciones del cuarto y casi siempre encontraban algo ilegal o inaceptable, mientras que ahora les dicen a los tres que obtienen beneficios normales que copien al de los cincuenta millones aunque lo que haga sea ilegal (cosa difícil por la desregulación salvaje del sistema financiero, pero la estafa siempre es ilegal).

También fue muy crítico con los que en los 80 iniciaron el camino hacia el liberalismo salvaje y la desregulación, que provocó el gran cambio de criterio en el mercado pasando de centrarse en dar satisfacción al cliente inversor a tener como único y exclusivo objetivo la rentabilidad de la empresa financiera aun al precio de estafar a sus clientes.

Dio datos impresionantes, como que la economía financiera tiene hoy un volumen por encima de 10 veces el de la economía real y subiendo, y todo generado a base de creación artificial de dinero, cuyo exceso está en la base de toda crisis económica y financiera.

También coincido totalmente con que la desregulación es la causa básica y fundamental de la crisis, y que a menos que se rectifique vamos a padecer crisis muy duras con frecuencia. Se atrevió a decir que aunque se habían introducido algunos límites legales como el techo de inversión y los test periódicos de la banca, lo hecho era muy poco porque lo que necesita el sistema financiero en la actualidad en cuanto a legislación es un buen hachazo.

También comparto su opinión sobre la monstruosidad de los derivados, en especial de los CDS (Credit Default Swap), seguros de riesgo financiero, mediante el que se puede adquirir un producto financiero que no tiene absolutamente ninguna conexión con la economía real, ya que se cobra si se produce el impago de una compañía o de un país. En mi opinión el CDS ya no es un producto financiero sino puñetera lotería objeto de transacción en el mercado. Encima que la desregulación ha provocado la crisis, los CDS han provocado graves problemas financieros adicionales porque, tal como demostró George Soros en 1992 con la Libra Esterlina, los grandes operadores del mercado financiero con inmensas cantidades de fondos a su disposición, casi siempre a crédito, pueden hundir a cualquiera ganando miles de millones en la operación, y los CDS les han facilitado mucho las cosas y les hacen ganar más dinero todavía. Inversores poderosos adquieren a precios bajos CDS de grandes compañías o incluso países en buena situación o con problemas en vías de solución e inmediatamente provocan movimientos financieros o mediáticos que causan graves problemas a la compañía o el país al que se refiere su boleto de lotería CDS, y como este mercado funciona al revés y al ir mal las cosas sube la cotización del CDS, venden sus CDS y ganan fortunas sin poner un céntimo con cuatro firmas y unos pocos meses. En mi opinión, y esto no lo dijo el señor Voss, el mercado financiero se ha transformado en un hipódromo con apuestas donde los principales apostadores no paran de manosear los caballos y los resultados de las carreras.

Voss si dijo que a menos que se rectifique ve un futuro muy negro con crisis repetitivas y cada vez más desigualdades sociales, pero advirtió que se va más bien en sentido contrario, hacia más de lo mismo, y puso como ejemplo el TTIP, contra el que no hay críticas en cuanto a tratado de libre comercio entre USA y la U.E., pero si las hay y muy potentes contra elementos que se aprovechan del tratado para colárnoslas, como han hecho con la desregulación, y puso de ejemplo que el TTIP pretende establecer unos tribunales internacionales de arbitraje, a los que podrán acudir las multinacionales para sortear la legislación de cada país, con lo que las normas que rigen temas como la defensa del consumidor o la protección del entorno, saltarán por los aires.

El caso de Rainer Voss es parecido al de Greg Smith, antiguo trader de Goldman Sachs, que en 2012 dimitió, publicó una carta en el New York Times denunciando que los bancos de inversión habían pasado de proteger la inversión de sus clientes a estafarlos, y posteriormente publicó un libro sobre el tema. Aunque Voss ha sido un crítico mucho más profundo y duro que Smith, el paralelismo entre ambos casos es total en lo que se refiere a la reacción del mercado financiero. Los medios de comunicación afines a los piratas de mercado financiero publicaron barbaridades sobre ambos, desde que en realidad habían sido despedidos a inmensas irregularidades cometidas por ambos cuando operaban en el mercado, pero curiosamente ni sus antiguos empleadores ni nadie del mercado inició la más mínima demanda judicial contra ninguno de los dos, a pesar de las barbaridades que según los medios habían cometido y que ambos, en sus críticas al sistema y a bancos concretos, habían denunciado situaciones que de hacerse públicas constituirían delitos muy graves, y es precisamente la falta de acción judicial alguna, y las represalias exclusivamente por la vía del rumor lo que hace a Voss y Smith todavía más creíbles.

En los años 60, cuando era director financiero de Motor Ibérica S.A., y se empezó a criticar la actuación de las grandes multinacionales yo creía que exageraban, pero ha acabado ocurriendo lo que los críticos preveían entonces, las multinacionales han acabado teniendo más poder que los gobiernos de la mayor parte de los países, y cada día hacen más lo que les da la gana.

Hace tiempo que opino que el liberalismo salvaje vigente, y que por cierto, ni en el nuestro ni en ningún país, nunca hemos votado si lo queríamos o no, con el tiempo no nos llevará a un mundo mejor sino que nos hará regresar a la Edad Media, al sistema feudal, con dos clases sociales bien diferenciadas, la de los poderosos que controlarán por métodos más o menos sucesorios la gestión de las grandes compañías, instituciones, bloques y países que serán los señores feudales y el resto que será la servidumbre de la gleba, aunque sea con coche, TV en color, y gadgets electrónicos hasta las cejas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s