MEDITERRANEO.

La tragedia del elevadísimo número de víctimas del naufragio de pateras en el Mediterráneo demuestra varias cosas, pero en mi opinión la más importante es que los europeos somos idiotas, y que si no cambian las cosas faltan solo unas décadas para que lo de la Eurabia musulmana sea cierto.

Por supuesto que sean cuales sean sus razones, la forma en que los emigrantes han intentado cruzar el Mediterráneo, y quien sea que les organizó el viaje, hay una clara obligación de ayuda y rescate por parte de los países donde se dirigen las pateras y muchas naufragan, y también es cierto que la U.E. ha fracasado estrepitosamente dejando solos a los países mediterráneos a la hora de enfrentarse al problema, pero desafortunadamente que la U.E. fracase y cometa estupideces en lo importante y en lo que no lo es tanto es el pan nuestro de cada día hasta el extremo que la gran noticia sería que la U.E. ha hecho algo bien, pero lo que ni se entiende ni se justifica es que se ataque y critique incluso con furor a responsables marginales del problema y se olvide y ni se mencione al que de muy largo es el principal responsable.

Se ha de estar muy desesperado para pagar una cifra respetable de dinero, que lo es más todavía para los que la pagan, para jugarse la vida con no muchas probabilidades de éxito, atravesando el Mediterráneo aunque sea por los puntos más estrechos, en una embarcación vieja y destartalada repleta de pasajeros hasta exceder su capacidad en peso y volumen. Está muy claro que si se juegan la vida de esta manera es porque si se quedan en la costa africana no tienen mayor probabilidad de perder la vida sino certeza absoluta de que tarde o temprano van a morir. Todo y con los inmensos errores cometidos por occidentales, en especial norteamericanos, en Libia e Iraq, la responsabilidad de la situación en el norte de Africa y Oriente Medio es del Islam radical en todas sus formas, en especial del Estado Islámico, y centrar la responsabilidad exclusivamente sobre los errores occidentales es sumamente absurdo cuando la barbarie islamista no tendría ni de lejos su fuerza actual y su capacidad de expansión si no fuese por la multimillonaria financiación que recibe de los productores de petróleo, que encima se aseguran la continuidad de sus tiranías y que el caos que ellos extienden por la zona no llegue a su casa.

La mayor parte, por no decir todos los que emigran de forma tan arriesgada proceden de países que padecen el cáncer del Islam radical, desde Nigeria a Eritrea, pasando por Libia y Siria, y de Iraq al Sudan, si emigran es porque la barbarie islámica asesina, esclaviza o practica todo tipo de bestialidades con los no musulmanes o con los musulmanes que no practican su religión como ellos ordenan. Aparte que son organizaciones como el Estado Islámico los que manejan las mafias que explotan el muy lucrativo negocio de mandar gente a Europa o al fondo del mar, lo que encaja perfectamente con lo que el Estado Islámico ha estado haciendo desde su inicio, ya que no solo asesina salvajemente sino que explota sin la más mínima consideración de ningún tipo cualquier posible fuente de ingresos en los territorios que controlan.

Lo curioso es que dentro del coro de duras críticas a todo lo occidental y europeo, tanto a nivel global como referido a una ciudadanía que no reacciona ante el problema, que han llevado a cabo políticos, periodistas y O.N.G.’s, algunos de ellos de forma muy airada y furibunda, NI UNO SOLO ha mencionado al Islam. Atacan muy duramente a los responsables secundarios, a alguno de los cuales les ha estallado el asunto en las manos, y sin embargo ni tan solo mencionan al que de muy largo es el principal responsable. El día anterior a los dos naufragios con mayor número de víctimas, trece emigrantes cristianos fueron asesinados por los ocupantes musulmanes de una embarcación arrojándolos al agua, y al día siguiente el Estado Islámico ejecutó de la manera brutal y salvaje que les es habitual a 30 cristianos en la costa de Libia y a 15 más en el desierto, y ni así se ha hecho mención del Islam al repartir responsabilidades.

Este tipo de emigración es un problema de muy difícil, sino imposible solución. La responsable de asuntos exteriores de la U.E., Federica Mogherini ha afirmado que solo ayudando a desarrollar económicamente los países de origen de los emigrantes se podrá acabar con el problema, y no hay duda que así es, pero ¿Cómo puede plantearse una solución de este tipo mientras esos países estén enzarzados en guerras salvajes y brutales de todos contra todos, y/o gobernados por tiranías religiosas que simplemente liquidan a quien no es de los suyos?. En cambio Mateo Renzi, primer ministro italiano ha planteado algo que tiene mucho más sentido, la intervención contundente de la ONU, que para eso está, pero como que es lo que en lógica debería hacerse, es exactamente lo que no creo que hagan.

Como he explicado varias veces, no entiendo la actitud de buenistas, de los llamados progresistas y de buena parte de la izquierda europea que se dedica sistemáticamente a justificar y defender el Islam radical, y a evitar y acallar el más mínimo comentario cuando las barbaridades islamistas son indefendibles, y la razón porque no lo entiendo es nada menos que para el Islam su ideología es demoníaca. Para el buen musulmán las estructuras sociales, por más injustas que sean, mientras estén apoyadas por las cúpulas religiosas, deben aceptarse porque son voluntad de Ala, y cualquier intento de modificarlas sería ir contra los designios divinos, y teniendo en cuenta que muchos de los líderes de estos grupos radicales los manejan a distancia desde tiranías del Golfo donde viven a todo tren, está claro que para ellos cualquier tipo de revolución social es pecaminosa y fuera de lugar. Estoy mucho más que harto de esta pandilla de imbéciles que con su absurda actitud están colaborando con quienes no solo quieren destruir totalmente nuestro sistema, también nuestra cultura, nuestra civilización, y a nosotros mismos a nivel individual si no nos convertimos al Islam, sin que los muy burros se den cuenta que ellos también están en la lista de cosas a destruir.

ICV-IU en Catalunya es un buen ejemplo de quienes practican este tipo de estupidez, siempre han actuado y significado a favor del Islam y contra Israel con tal nivel de obsesión que les ha llevado a cometer barbaridades absurdas como organizar conferencias de la terrorista Leila Khaled en Barcelona, o boicotear la actuación de la cantante  Noa solo porque es Israelita y a pesar de que es activa a favor de la paz, y cometen estas imbecilidades y otras muchas del mismo estilo cuando no hay un solo musulmán radical que no condene el socialismo y a sus defensores, mientras en Europa la relación entre judaísmo y socialismo ha sido siempre muy estrecha, y en la base ideológica del socialismo muchos judíos han tenido un papel decisivo, cuando ni un solo musulmán ha tenido jamás la más mínima relación con el socialismo, ni en su gestación ni en su desarrollo, y lo más importante que nunca ocurrió en países musulmanes en relación con el socialismo, los grupos de muhaidines comunistas que en los 70 y 80 le crearon muchos y muy graves dolores de cabeza a Israel, en cuanto desapareció la Unión Soviética que los apoyaba, fueron aniquilados por sus camaradas islamistas en su propia casa, pero a pesar de todo esto, cuando todavía no hace 15 días sus grandes amigos de Hamas emiten un comunicado apoyando totalmente al Estado Islámico los de ICV hacen como que ni están ni se enteran.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s