HAY PAISES SERIOS.

En efecto, aunque visto desde España parezca imposible, hay países gobernados por personas que cumplen con la ética, que se rigen por la Ley en vez de utilizarla, y algo muy importante y que en España es total y absolutamente desconocido: protegen a la población de abusos, estafas y choriceos.

Cuando estoy sentado en el ordenador escucho por internet una emisora, Classic FM, que desde Londres emite solo música clásica y noticias. Hace unas dos o tres semanas que emiten unos anuncios de la Financial Conduct Authority, organismo independiente bajo la supervisión de la Hacienda y el Parlamento británicos, en los que se reproducen ejemplos de distintas conversaciones telefónicas de los estafadores que intentan lo que en inglés llaman Scam (fraude a inversor financiero), para a continuación recomendar una visita a la página ScamSmart de la web de la mencionada FCA, donde se describen los trucos usados por los estafadores con tanta amplitud que incluyen pequeños trucos empleados por las empresas financieras registradas para arañar cargos extra a sus clientes, y como traca final ofrecen lo que llaman la FCA Warning List, un servicio que, aportando el inversor los datos, informa sobre la fiabilidad de ofertas concretas de inversión. Por si os puede ser de utilidad podéis acceder a las dos páginas (la de FCA y la ScamSmart) con los siguientes links, in English, claro.

http://scamsmart.fca.org.uk/

http://www.fca.org.uk/

Es decir, en el Reino Unido el gobierno y el Parlamento se preocupan por utilizar los recursos del Estado para defender a la ciudadanía de los financieros chorizos que la pueden estafar, mientras en España algo similar a la FCA ni le pasa por la cabeza a ningún político porque su sentido de responsabilidad es inexistente, porque no quedaría bien estropearles el trabajo a unos estafadores mientras se apoya de manera incondicional a las grandes empresas de servicios (agua, gas, electricidad, autopistas catalanas, etc.), y porque se pondría en evidencia a los promotores de la mayor estafa “Scam” jamás practicada en España: las preferentes, en concreto una ex vicepresidenta del Gobierno, Elena Salgado, hoy ocupando un cargo de mucho sueldo y nula responsabilidad en otra “Scam” pública, ENDESA, y un ex gobernador del Banco de España, Fernández Ordoñez, hoy retirado con la pensión que corresponde a quien ha cumplido con sus obligaciones para con la Oligarquía, dos siniestros personajes que después de empujar al sistema financiero español a producir el máximo de los activos-estafa-Scam que suponían las preferentes con la pretensión de usar el dinero del pequeño ahorrador para rellenar el agujero que su desastrosa gestión y la de sus colegas había provocado en la banca española, y a pesar que su obligación era detener en vez de impulsar la estafa, no quieren ni oír hablar de responsabilidades que por otro lado nadie se las ha pedido. Los británicos tienen la suerte de vivir en un país civilizado, mientras los españoles vivimos en la peor de las malditas repúblicas bananeras, reino bananero, en nuestro caso.

Por cierto, el que Rajoy y el PP se hayan alegrado del triunfo de Cameron en el Reino Unido es para estar riendo a carcajadas una semana seguida sin parar y de paso una confirmación más de su impresionante cinismo, porque en economía y en todos los temas lo que ha hecho uno no es que no se parezca a lo que ha hecho el otro, sino que es lo opuesto. Es cierto que Cameron también ha recortado, pero lo ha hecho de manera totalmente distinta a las barbaridades de Rajoy. El bienestar social de los británicos se ha reducido muy poco, entre otras razones porque está en gran parte controlado por los ayuntamientos, y el grueso de los recortes los ha sufrido la Administración Pública, con viceministros y en ocasiones incluso ministros que se desplazan en metro después de que el coche oficial sea una especie en extinción.  Además, es probable que Rajoy sea el gobernante europeo que más ha criticado a Cameron. Para empezar cuando en enero del 2012 Cameron autorizó el referéndum de Escocia con la sola condición de su aprobación por el Parlamento, a Rajoy le faltó poco para decir que estaba loco antes de afirmar que una Ley inexistente impedía hacer lo mismo en España, y en los recurrentes y fuertes enfrentamientos entre Cameron y Merkel sobre los límites presupuestarios Rajoy, por supuesto, siempre ha estado del lado de la Loca y criticando duramente al díscolo británico, que a partir de ahora y hasta que le convenga será su amiguete de toda la vida, y de cuyos votantes los españoles deben tomar ejemplo. Pero Rajoy olvida que si los británicos han votado a Cameron es porque en 2014 el PIB del Reino Unido aumentó más del 5%, y la tasa de paro, que había llegado al 12% acabó el año en un 6% y bajando, mientras que, por más que Merkel nos ponga de ejemplo, el aumento del PIB de España en 2014, aunque por poco, no llegó ni a la mitad del británico y a fin de año la tasa de paro estaba en el 25%, y todavía está justo encima del 23%.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s