BATACAZO MADE IN MERKEL.

Las inmensas estupideces que Merkel ha hecho y nos ha hecho hacer desde el 2009 han dado finalmente sus frutos y después de mandar la economía de la U.E. al basurero ha conseguido que la quiebra de Grecia se produzca de la peor manera posible y la que más daño hace a la U.E.

Grecia no está estos días en riesgo de quiebra, Grecia está quebrada desde el 2009, y en vez de aceptarlo y establecer un plan con Grecia dentro de la U.E. o implicando su salida, que permitiese la recuperación del país en algunos años, la Loca de Berlín y su “sabio” financiero Schäuble se inventaron una barbaridad llamada rescate que tenía por objeto solucionar un solo problema: el alto nivel de riesgo griego de la banca alemana. Si la U.E. continua con sus políticas estúpidas, si no es en esta ocasión será más adelante, pero finalmente tendrá que aceptarse la quiebra de Grecia y aplicar las medidas serias que se tenían que haber aplicado en 2009, pero a un coste muy superior, al que deberemos añadir los sacrificios y costes que desde 2009 se están soportando por las medidas estúpidas que ni han servido ni van a servir de nada.

En Grecia se han cometido muchas barbaridades de todo tipo que les llevaron al desastre en el 2009, barbaridades que se suman a la barbaridad inicial de darle entrada primero en la U.E. y después en la Eurozona, y a barbaridades posteriores porque hasta su particular crisis de la deuda del 2009, dentro de la U.E. los griegos hacían lo que les venía en gana, retardaban la aplicación del IVA a su antojo, que finalmente hacían mal, no aplicaban la mayoría de instrumentos de control y multitud de incumplimientos sin que los grandes señores de Bruselas reaccionasen, llegando al extremo que hasta el estallido de la crisis  en 2009 España e Italia habían sido más sancionadas por la Comisión Europea que Grecia. Por lo tanto aunque está claro que el culpable del problema es por supuesto la oligarquía griega, pero con responsabilidad compartida con una U.E. que había permitido su ingreso con mínimas condiciones y su inaceptable comportamiento una vez dentro de la Unión.

Aparte la idiotez del rescate de un país en quiebra a base de empobrecerlo todavía más, y entre otras barbaridades, Merkel también es responsable de lo que siempre he llamado las medidas estúpidas de política económica, que no pueden haber sido criticadas con más dureza y por más economistas de más prestigio que los que ya las han descalificado totalmente no solo por ineficaces sino por contraproducentes, y sin embargo la Loca de Berlín y los tontitos de Bruselas insisten y por toda respuesta a Tsipras le exigen más de lo mismo, es decir recortar todo lo que se pueda a los ciudadanos de a pie, pero no tocar a los que causaron el problema, no obligarles a soportar parte del coste de la recuperación y no mandarlos a la cárcel donde probablemente deberían estar.

Las opiniones sumamente autorizadas y de prestigió contra las medidas estúpidas Merkel-FMI-U.E. ya son tan generalizadas que mantenerlas contra viento y marea entra ya en un terreno similar a no aceptar que la tierra es redonda. Nada menos que dos premios Nobel de Economía, Stiglitz (2001) y Krugman  (2008) han recomendado a los griegos votar no en el referéndum del 5 de julio porque si vence el no abandonarán la U.E., les será más fácil salir de la situación de quiebra en que se encuentran, y sus sacrificios servirán para recuperar la economía del país en vez de malgastarlos en dar satisfacción a la Loca de Berlín y a su asesor, que donde más necesita una silla de ruedas es en el cerebro. Lo del FMI ya es esperpéntico, no solo varios ex altos funcionarios del Fondo han criticado duramente las medidas estúpidas, sino que su actual economista jefe reconoció hace cosa de un año que las medidas habían fracasado, pero no las han variado ni en una coma y ahora insisten.

Por esto hace tiempo que pienso que la actitud de esta pandilla de impresentables no tiene absolutamente nada que ver con la economía y con la lógica, sino que pretenden aprovechar las crisis para imponer la condición básica del liberalismo salvaje: reducir la intervención del Estado a lo mínimo posible con tendencia a la nada.

Si fuese griego el domingo 5 votaría no sin ninguna duda, pero no estoy seguro de que vaya a vencer el no porque por una razón que no alcanzo a comprender una gran mayoría de europeos están convencidos de que estar fuera de la U.E. es algo así como estar en el peor de los infiernos, y de nada sirve hacerles ver que el último país de los que no forman parte de la U.E. que salió de la crisis lo hizo al menos dos años antes que cualquiera de la U.E. Desgraciadamente los europeos estamos algo así como embrujados por la U.E. de tal forma que por más que se demuestren sus tremendos errores, y por más que nos afecten personalmente, muy pocos quieren abandonar la Unión.

Después de la ruptura del viernes parece haber más preocupación en la U.E. sobre el eventual Grexit,  y curiosamente, una de las razones parece ser que la mayoría de expertos están convencidos que una vez fuera de la U.E. y el Eurogrupo la situación de Grecia mejoraría con relativa rapidez, y si realmente la recuperación ya libre de la Loca de Berlín es rápida, podría ser que la cola que en ocasiones se ha creado para entrar en la U.E. se forme para la salida cuanto antes.

Muchos comentaristas creen que la solución a este y muchos otros problemas de la U.E. es más Europa, avanzar en la integración perdiendo soberanía nacional. Yo estaría de acuerdo en perder soberanía nacional por pertenecer a una U.E. que defiende y protege los intereses comunes, pero en ningún caso quiero ser una colonia económica de Alemania donde además una loca y un imbécil me obligan a hacer estupideces, contra la opinión de medio mundo y la mayor parte de la otra mitad.

Para acabar reproduzco a continuación un comentario que he colgado en mi página de Facebook:

Lunes 29 de junio. El Consejo de Ministros se reúne bajo la presidencia de Rajoy para analizar el posible impacto de la crisis griega llegando a la conclusión que los españoles pueden estar muy tranquilos porque ellos han hecho las cosas muy bien y España está en inmejorable posición. El mismo día en el Reino Unido, un país que en 2014 su PIB aumentó más del doble que el de España y tiene una tasa de paro inferior a la mitad de la nuestra, George Osborne, su Ministro de Finanzas, informó que su Gobierno ha puesto en marcha “planes de contingencia” por la crisis griega y ha advertido en contra de subestimar una posible salida del euro por parte de Grecia. No hay nada como no estar gobernado por irresponsables.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s