EL FIN DE LOS DIAS DE LA U.E.

Desconozco realmente si estos son los últimos días de la U.E. pero a juzgar por su total incapacidad para hacer ni la más mínima cosa que tenga el más mínimo sentido no me extrañaría nada.

Cada día se esfuerzan más por demostrar que en la U.E. nadie sabe hacer la O con un canuto sin que les salga cuadrada o romboide, y lo que es peor, la mínima solidaridad que se supone tiene que haber entre países miembros ha sido sustituida por algo así como idiota el último, todos defienden sus intereses hasta el último centavo y a los demás que les den. Después de la inmensa cerdada que Merkel nos ha hecho a todos poniéndonos en lugar de los bancos alemanes como principales acreedores de Grecia, y obligándonos a seguir políticas económicas que nos empobrecen y nos hace ir muchísimo peor que los países que tienen la suerte de no ser colonias de Merkel, y después del último pastel podrido con que han finalizado el asunto Grecia que condena al país a seguir empobreciéndose haciendo lo contrario de lo que debían haber hecho hace años declarándose en quiebra, y añadiendo la profunda vergüenza que produce el ver que toda la U.E. es totalmente incapaz de hacer algo con un mínimo sentido en relación con la inmigración, que no sea darse de bofetadas unos a otros, solo faltaba el artículo que adjunto sobre el Luxleaks, publicado en La Vanguardia el domingo 9, para que mis ganas locas de salir pitando hacia cualquier lugar pero bien lejos de la U.E. se esté transformando en una obsesión.

Luxleaks se refiere a una práctica fiscal que utilizan algunos de los países más ricos de la U.E., y que quien la puso en marcha cuando era Primer Ministro de Luxemburgo fue nada menos que el actual Presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Junker. Empezaré por explicar en qué consiste. La operación es totalmente legal, pero es una de aquellas jugarretas sucísimas que si se la hiciesen entre amigos se acabaría la amistad a bofetada limpia. El objeto de la operación es conseguir la concentración de beneficios obtenidos por una gran multinacional en toda la U.E. pero todos domiciliados en el país en cuestión, al que llamaré país cerdo, que de esta forma obtiene una cifra espectacularmente más alta que la que le correspondería por los impuestos a pagar solo por la subsidiaria de la multinacional en el propio país, con la particularidad que el ahorro fiscal para la multinacional, que son ingresos que otros países pierden, es de muchos millones e infinitamente superior al aumento de impuestos que obtiene el país cerdo que juega sucio. Además, estas operaciones no se hacen aplicando las leyes fiscales del país cerdo sino mediante acuerdos individuales entre la multinacional y el país cerdo, que conceden inmensas deducciones fiscales a título individual, y lo mejor de todo: son estrictamente confidenciales y secretos.

Utilizando el ejemplo real que aparece en el artículo, McDonald’s tenía en 2014 un solo restaurante en Luxemburgo con trece empleados con el que obtuvo beneficios fiscales por 3.700 millones entre 2009 y 2013, por los que pagó 16 millones de impuestos. Con los resultados verdaderos de un solo restaurante McDonald’s habría pagado escasamente medio millón y puede afirmarse que los ingresos fiscales de Luxemburgo se incrementaron en aproximadamente 30 veces. Por el contrario, si McDonald’s hubiese pagado los impuestos que le correspondían en cada país la cifra a pagar habría estado alrededor de 1.200 millones que son los ingresos fiscales totales que perdieron los países a quienes se les aplicó la cerdada, España incluida. Multiplicad este ejemplo por decenas de multinacionales que practicaron la cerdada y las cifras resultantes marean.

Añadid a esto que se descubrió el pastel meses antes del nombramiento del nuevo Presidente de la Comisión Europea (equivalente a presidente del gobierno), y que a sabiendas de la cerdada y de que el cerdito principal había sido Jean-Claude Junker, fue quien resultó elegido Presidente y encima Rajoy pegó una considerable bronca a Pedro Sanchez porque desobedeciendo las ordenes de las alturas había dado orden de abstención a sus diputados.

Para completar el apestoso panorama, el artículo describe las pocas ganas con que trabaja y los menos que nulos resultados de la típica comisión que como siempre se constituyó para que todo siga igual y nadie tenga problemas.

Puedo añadir otra inmensa pifia reciente. El 20 de julio el Estado Islámico llevó a cabo un atentado terrorista por primera vez en territorio turco matando a 30 personas, jóvenes turcos y kurdos, y la OTAN corrió en ayuda del “moderado” Erdogán, sin condiciones previas. La conclusión ha sido que Erdogán, al sentirse apoyado por la OTAN, ha roto la tregua con los kurdos radicales del PKK, que son a quienes está combatiendo en realidad y estos responden con ataques terroristas. Resultado, Erdogán reinicia un conflicto para desviar la atención, tanto dentro como fuera de Turquía, de su cada vez menos disimulado apoyo al Estado Islámico, y en realidad está atacando a los que hasta ahora habían demostrado más eficacia en la lucha contra la barbarie islamista: los kurdos.

¿Alguien se viene al otro lado del mundo, a una isla cuanto más salvaje mejor?.

LVGLUXLEAKS

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s