¿GORDÓ O TONTÓ?.

Con el ruido que se oía, viniendo en todas direcciones, en relación con las listas, relistas y requetelistas, con tonterías a mansalva sobre el 27 S solo faltaba que al Sr. Gordó, conseller de Justicia del gobierno de Mas se le ocurriese abrir la boca para que el gallinero se alborotase todavía más.

En una de esas escuelas de verano, en este caso de CDC, que parecen diseñadas para que los jefazos de los partidos digan tonterías en un ambiente relajado, al señor Gordó no se le ocurre otra cosa que decir que dentro del proceso por la independencia de Catalunya no se pueden olvidar de Valencia, Baleares, la franja de Aragón y la Catalunya norte pasados los pirineos y la frontera francesa. Aunque después, desde el partido intentaron arreglarlo diciendo que se refería solo a temas culturales y lingüísticos, está claro que el Sr. Gordó no se refería solo a eso.

Como he explicado en muchas notas yo no creo en la independencia de Catalunya por difícil de conseguir y costosa, aunque el coste sea elevado pero asumible, pero sí que creo que debe aprovecharse el profundo y extendido movimiento cívico que ha crecido alrededor del objetivo de la independencia para cambiar el insoportable estatus de Catalunya dentro de España, para garantizar que en el futuro ya nadie va a poder, como el PP lleva haciendo desde hace 15 años, asfixiarnos en lo relativo a nuestra cultura, nuestro idioma, nuestras finanzas y nuestra economía, y no vuelvan a darse situaciones como el intento de destruir el sistema educativo catalán o las de los accesos al puerto de Barcelona, el corredor Mediterráneo y muchas otras, donde un gobierno que incumple por norma sus compromisos y nos trata como una colonia no pueda actuar como hasta ahora: haciendo exactamente lo contrario de lo que se debería estar haciendo para que la economía Catalana aproveche al máximo las oportunidades que se le presentan en una realidad económica global y crezca al nivel y el ritmo que está a su alcance, haciendo bien las cosas.

El 27 S no creo que Junts pel si y otros partidos soberanistas alcancen el volumen de votos que precisan, entre otras cosas porque según lo que pretenden hacer al día siguiente, en mi opinión necesitarían mayoría cualificada, bastante por encima de la mitad más uno, pero sí creo que conseguirán la mayoría absoluta o se quedarán muy cerca de ella, y si al cabo de unas semanas, tras las elecciones generales se acaba la dictadura de Rajoy, que el PP califica como mayoría absoluta, hay ciertas probabilidades de que se pueda alcanzar una mejor o peor solución al problema, porque es de esperar que el gobierno que resulte de las urnas no se empeñe, como ha hecho el PP, en ignorar lo que piensan la mayoría de catalanes.

Lo que sí es evidentísimo es que el problema entre Catalunya y España es complejo, complicado y de difícil solución, porque este tipo de problemas siempre los son y además en este caso se suma la tendencia española hacia el desastre. Solo faltaba que en medio de las dificultades a algún cerebro privilegiado se le ocurriese la brillante idea de hacerlo todavía más difícil de manera absurda, gratuita, inútil, estúpida, que no aporta nada nuevo ni bueno a la solución del problema y sí que lo complica todavía más. Por esta razón está más que justificado que me pregunte ¿Gordó o Tontó?.

La barbaridad es todavía mayor porque es tremendamente inoportuna. Los gobiernos del PP en Aragón, Valencia y Baleares agredieron continuamente el catalán hablado en sus CCAA, cometiendo incluso tremendas tonterías como cambios de nombre e incentivando el odio contra todo lo catalán, pero afortunadamente estos gobiernos han sido sustituidos por otros serios y abiertos con los que la Generalitat catalana podría entenderse fácilmente para colaborar en muchos temas desde los culturales y lingüísticos a las infraestructuras, y justo en este momento al Sr. Gordó no se le ocurre otra cosa que ponerse a rebuznar.

Para terminar solo dos comentarios. Primero, aunque la tontería de Gordó es mayúscula, el gallinero se ha puesto a chillar como locos, y en cambio cuando se inventaron nombres al catalán para ni tan solo mencionarlo o cuando el PP inventó la barbaridad de que Valenciano y Catalán no tienen nada que ver y son idiomas totalmente distintos, que dejó con la boca abierta o riendo a carcajadas a muchas cátedras de catalán de universidades extranjeras, nadie levantó la voz. Está claro que el gallinero se alborota según quien es el que habla, y la única regla fija es que el ruido debe ser mayúsculo si el comentario sale de Catalunya. Por si alguien no está de acuerdo me permito recordar que hace un tiempo frente a las barbaridades que se soltaban sobre el sistema de inmersión lingüística Artur Mas dijo que los niños andaluces también hablaban con acento marcado en castellano y el griterío fue ensordecedor llegando a calificarlo de insulto a los pobres niños andaluces, cuando lo que dijo es indiscutible.

El segundo comentario se refiere a que he echado en falta un comentario incluso descalificativo por parte del propio Artur Mas, en vez o aparte de las explicaciones que dio la vicepresidenta Neus Munté, aunque creo que han sido correctas, en especial aclarando que nadie en Catalunya puede ni debe meterse con el derecho que tienen todas las CCAA de tomar sus propias decisiones. Precisamente una de las cosas que me gustan de Mas es que siempre da la cara, y su silencio en este caso podría llegar a interpretarse como que en realidad está de acuerdo con Gordó, algo que sería muy preocupante.

Un último apunte. El que en Fuerteventura ingrese en la cárcel una abuela con familia a su cargo porque no derribó una casa edificada sin licencia, mientras en todo el país hay varios edificios de compañías inmobiliarias y hoteleras edificadas en las mismas condiciones hace años y todavía están en pie y nadie ha ido a la cárcel, y mientras el país entero está preocupadísimo por cómo le va a la Pantoja en la cárcel, es una demostración de que este país es un montón de mierda que requiere limpieza rápida y a fondo. Además este caso ha demostrado una vez más que tenemos a un perfecto inútil por Presidente. El martes, mientras la abuela ingresaba en la cárcel, en los pasillos del Congreso Rajoy declaró que el caso le parecía absurdo y que el Consejo de Ministros del viernes aprobará su indulto, que supongo que no será efectivo hasta pasados unos días. Como Presidente del Gobierno tiene la facultad de proponer el indulto al Rey él solo y no creo que el Rey se hubiese opuesto, más bien al contrario, y si lo hubiese hecho a tiempo la abuela no habría ingresado en prisión, pero si lo decide el Consejo de Ministros del viernes, es el Consejo quien toma la responsabilidad y no el cobarde, miedoso, irresoluto y enemigo acérrimo de tomar decisiones que se llama Mariano Rajoy. Este caso también me ha traído a la memoria la eficacia con que PSOE y PP indultaron a verdaderos delincuentes corruptos porque les interesaba, la mayoría de los cuales no llegó a ingresar en la cárcel. Lo dicho, mucha mierda que limpiar.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s