COSAS RARAS.

Un prelado polaco del Vaticano ha salido del armario, ha declarado su homosexualidad, ha presentado a su pareja, un catalán por cierto, y ha criticado duramente la intransigencia homofóbica de la Iglesia.

Esta aparentemente honrada confesión de homosexualidad, en mi opinión huele a chamusquina. El Papa Francisco fue nombrado hace dos años y medio, y es más que probable que antes de que llegase al papado, el prelado polaco salido del armario, que tiene 43 años, ya era homosexual practicante con su pareja actual o con otro, y es sumamente extraño que deje el armario y critique a la Iglesia, aunque sea con razón, justo cuando tenemos un Papa que adopta una actitud abierta y comprensible con muchos de los tabús de la Iglesia entre los que se encuentra la homosexualidad, llegando al extremo de afirmar que él no es nadie para juzgarlos, y huele todavía más a chamusquina si se tiene en cuenta que el prelado polaco montó el espectáculo justo dos días antes del inicio de un Sínodo sobre la familia, que entre otras cosas va a tratar de la homosexualidad, los divorciados y los trámites de separación, más todavía cuando al día siguiente del espectáculo del prelado, es decir el día anterior al inicio del Sínodo, diez cardenales ultra-conservadores entre los que se encuentra el nazional-católico Rouco Varela han emitido un memorándum oponiéndose a cambio alguno en la actitud de la Iglesia respecto a sus tabús.

Hace bastantes años un buen amigo de Turín muy bien relacionado con el Vaticano hasta el extremo de haber sido autorizado a consultar documentación de la sección secreta de la biblioteca vaticana me dijo que en toda Europa no había políticos ultra-conservadores que viviesen mejor que los cardenales radicales, que además eran los que tenían más mala uva y menos escrúpulos al defender sus posiciones. Me temo que el asunto del prelado polaco homosexual encaja en el comentario de mi amigo turinés.

En España ocurren muchas cosas raras, y una de las más importantes queda perfectamente reflejada en el siguiente chiste de Ferreres en El Periódico,

PODERES

En las últimas semanas se han levantado muchas voces, entre ellas la del Presidente del gobierno exigiendo respeto a la justicia ante las innumerables críticas a la evidencia de una muy reducida independencia judicial. En este, y en todos los casos en que se exige respeto mi opinión es siempre la misma: el respeto no se debe exigir sino que se tiene que ganar cumpliendo con las funciones encomendadas, y en España los que han perdido el respeto a la independencia de la justicia han sido determinados jueces y el Partido Popular, tanto cuando ha estado en el gobierno como en la oposición.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s