SANT MEDIR.

Hoy es la fiesta de Sant Medir en el barrio de Gracia de Barcelona, una tradición de muchos años que se inició con una peregrinación a caballo hasta la ermita de Sant Medir en las montañas que rodean Barcelona y que hoy se celebra con desfiles a caballo, desconozco si cumpliendo todavía con la romería.

Durante todo el día se pasean por el barrio varios grupos, “colles”, formados por unos 15 o 20 jinetes y una o dos furgonetas desde donde se arrojan caramelos a los espectadores de las cabalgatas. Algunos de los grupos incluyen una banda de música con muy ruidosos tambores y algún coche o carro a caballos.

Como todas las tradiciones esta tiene sus peculiaridades, y en Sant Medir una de las más llamativas es el entusiasmo con que los gracienses recogen los caramelos que les lanzan, y no me estoy refiriendo a niños sino a individuos creciditos. Como ejemplo del entusiasmo hace unos años por la acera de enfrente de nuestra farmacia bajaba un viejecito que andaba con dificultad ayudado por un bastón, cojeando ligeramente, cuando pasó por su lado unos de los grupos de Sant Medir, y el pobre viejecito dejó su bastón apoyado en la pared y se lanzó a recoger caramelos de manera entusiasta y con mucha energía. En otra ocasión estaba con mi moto parado y esperando en una calle lateral a la que pasaba un grupo de Sant Medir, cuando una señora de unos 35 años con cara de desespero me pidió que moviese mi moto. Convencido que la razón era que molestaba o incluso estaba pisando algo desplacé mi moto enseguida… para que la señora pudiese recoger dos caramelos que habían quedado debajo.

Enrique, un vecino mío con el que tengo muy buena relación forma parte de la junta que organiza el día de Sant Medir y un día le hice dos preguntas. La primera si había alguna limitación a la fuerza con que se podía lanzar un caramelo contra alguien, a lo que respondió que no había limitación alguna y la segunda si me podía incluir en alguna furgoneta de las que lanzan los caramelos, pero me dijo que no porque intuyó que algunos de mis caramelos tendrían objetivo conocido.

Bromas aparte, es una fiesta muy agradable y una tradición de las que nunca deberían perderse, como por desgracia ha ocurrido con algunas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s