ADIOS U.E. II.

Llevo mucho tiempo refiriéndome a la U.E. como Unión Estúpida y debería agradecerles que no hagan absolutamente nada sin que me den claramente la razón.

Una de sus últimas asnadas ha sido inhibirse de dar solución al problema de los refugiados y contratar nada menos que a Turquía como gendarme de guardia, muy bien pagado y compensado, en la puerta del manicomio que es la U.E.

Es curioso, pero todavía hay muchos periodistas que consideran a Angela Merkel digna incluso del premio Nobel de la paz, cuando yo continúo creyendo que el calificativo que mejor le encaja es el de Loca de Berlín.

Lo primero y lo básico para dar solución al problema de los refugiados era establecer una política común a todos los países miembros y en vez de eso la Loca se dedicó a hacer el discurso de la madre amantísima de los refugiados que encima empeoró el problema por el efecto llamada. Sin esa política común y sin las garantías que al llegar a sus destinos los refugiados serían absorbidos y no se les cerrarían las puertas, difícilmente se puede criticar, como lo han hecho la mayor parte de los periodistas, a países pequeños como Austria que pueden aceptar que atraviese su territorio un número de refugiados que nunca podrían absorber, pero que van a ponerles todas las trabas si creen que hay el más mínimo riesgo de que les impidan continuar el viaje y queden bloqueados en su territorio.

No me creo en absoluto que la misma Loca que tuvo el poder y la fuerza para obligar a los países de la U.E., contra la opinión de los expertos más cualificados, a aplicar unas medidas económicas inmensamente erróneas, gracias a las que los países europeos que tienen la suerte de no pertenecer a la U.E. salieron de la crisis al menos dos años antes que cualquiera de la U.E. y han creado tal debilidad económica que persiste el riesgo de recaída en la crisis, no fuese capaz de hacer lo mismo e imponer el criterio único con los refugiados. Si no lo hizo fue por razones personales o por la misma estupidez ya demostrada con las medidas económicas que sigue defendiendo a cualquier precio.

Por si quedaba algún rescoldo de racionalidad en la Loca, resulta que buena parte de los países de la U.E. que se han tomado el asunto de los refugiados como una invasión formaban parte de la antigua Europa del Este soviética, a los que la Loca, guiada por la tradicional obsesión de los Fuhrers alemanes por expandirse hacia el Este, dio entrada mediante puente de plata en la Unión sin exigirles las duras condiciones que anteriormente se aplicaban a otros países como España. La Loca no se atrevió a aplicar a sus niños mimados del Este el mismo “ordeno y mando” con el que nos obligó a hacer enormes estupideces económicas a los burros del Sur.

Como colofón a la locura que viene de Berlín ahora la U.E. está pagando 6.000 millones de Euros y concediendo ventajas a Turquía en lo concerniente a visados y transacciones comerciales como anticipo a su ingreso en la U.E. Un país en el que bajo la dictadura de Erdogan, el islamista al que llamaban “moderado” (ja, ja, ja), la democracia está en clara recesión, y con la excusa de atacar a los Kurdos, y precisamente porque son sus enemigos más eficaces, apoya claramente al Estado Islámico, al que compra o revende el petróleo que extraen de los pozos ocupados y facilita que los reinos y emiratos sunitas del golfo les suministren armas.

No es extraño que hayan contratado a un gendarme tan peculiar porque desde Febrero 2014 la encargada de asuntos internacionales de la U.E. es Federica Mogherini, antigua comunista italiana, simpatizante del Islam radical, cuyo primer viaje como tal gran jefa internacional de la U.E. fue a Gaza para dar su apoyo a Hamas, organización terrorista.

Por cierto, ni Mogherini ni nadie se extraña de que prácticamente la totalidad de los refugiados vayan solo hacia Europa, y unicamente los refugiados ricos y en número casi inapreciable se dirijan hacia los países ricos, árabes y musulmanes del golfo, que los tienen al lado. La razón no es otra que en Europa, si algún día llegan a poder instalarse, se les dan muchas ventajas y se les trata bien, mientras sus hermanos del golfo, si no disponen de dinero en cantidad suficiente para pagarse la vida, o tienen un buen amigo entre los que mandan, les tratan como a perros. Y aquí todos callados.

¡¡Dios nos coja confesados y a poder ser fuera de la U.E.!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s