ELECCION COMPLICADA.

Después de lo visto desde el 20D, la elección entre los cuatro principales y prácticamente únicos posibles candidatos a la presidencia del gobierno en las próximas elecciones del 26J se hace extremadamente difícil, no por la bondad de los candidatos sino precisamente por lo contrario, porque son a cual peor.

Empiezo por el que estoy seguro que muchos consideran el peor de todos, a pesar de ser lamentable e incomprensiblemente el más votado: Mariano Rajoy, primero porque su partido, el PP, al gobernar con mayoría absoluta en los últimos cuatro años ha evidenciado su franquismo, su autoritarismo, su desprecio por la democracia, junto, por supuesto, con su extrema corrupción y su desprecio también de la Justicia, a la que ha manoseado, utilizado y corrompido hasta poderse afirmar que en España ya no existe la Justicia como un poder separado, a lo que se debe añadir que el PP practica un continuo engaño de la ciudadanía que seguro que muchos opinan, igual que yo, que su forma de engañar es insultante porque parte de la base que los ciudadanos somos profundamente idiotas. Encima, el personaje en cuestión, Don Mariano, es un total inepto, incapaz de resolver el más sencillo de los problemas, que cuando se le presenta un problema solo piensa en encontrar un lugar o un recurso donde esconderse, se vanagloria y se apunta éxitos que en realidad son tremendos fracasos, como haber salido de la crisis cuando lo hemos hecho tarde y mal, muy mal, porque se limitó a obedecer a la Loca de Berlín, y un largo etcétera de huidas en el peor momento, fracasos y barbaridades, a lo que puede añadirse que hay evidencias de su implicación directa en varios de los muchos casos de corrupción de su partido, y que desde el 20D se ha limitado a algo tan gallego, y tan árabe por cierto, como esperar sentado a ver pasar el cadáver de su enemigo.

Pedro Sanchez, el candidato socialista, al menos se ha movido, aunque lo haya hecho de manera muy poco inteligente. La nula inteligencia de la actuación de Sanchez, tanto en lo que se refiere a su entorno como a las tonterías que hizo quedan perfectamente resumidas en lo ocurrido esta semana cuando Ximo Puig le planteó una vez más y de manera contundente un acuerdo “a la valenciana” con Podemos e I.U., que en mi opinión es la única forma de evitar un nuevo desastre de gobierno Rajoy, pero en vez de sentarse al menos a discutirlo y aprovechar quizás la ocasión para romper el corsé que le habían impuesto sus compañeros de partido, incluida su absurda obsesión con el referéndum de Catalunya, aprovechó el acto de su nombramiento como candidato para montar un numerito con los barones del más casposo PSOE dirigidos por Susana Diez donde se denigró no solo a los posibles socios en el mencionado acuerdo, también a Ximo Puig. Sanchez será el candidato socialista el 26J pero al lado de Susanita, una señora del socialismo súper-casposo de derechas, que es tanto o menos inteligente que Sanchez, pero con una descomunal cantidad de mala leche que solo espera el momento adecuado para barrerlo. Y hablando de PSOE casposo, Sanchez se está rodeando de algunos de sus principales representantes, como Josep Borrell, el señor que siendo Secretario de Estado de Hacienda con Felipe González planteó la inconstitucional supresión de la presunción de inocencia en los delitos fiscales, y cuando fue Ministro de Fomento (entonces de Obras Públicas) estalló un escándalo por concesiones a dedo del que como es habitual se lavó las manos. A esto en el PSOE le llaman cambio, será cambio de monedas porque en la época en que Borrell hacía barbaridades junto con Felipe González todavía usábamos la peseta.

Por cierto, en una reunión ayer en Barcelona, donde Pedro Sanchez presentó a algunos de los futuros ministros de su gobierno “del cambio”, un tal José Enrique Serrano afirmó sin sonrojarse y después de admitir que la burrocracia española es mejorable, que no puede recortarse mucho el coste de la Administración Pública porque su eficacia se vería afectada. Si, lo habéis leído bien, dijo eficacia, y ante un comentario tan estúpido y tan de otro planeta muy, muy lejano, creo que lo mejor es que Pedro Sanchez se quede con el cambio.

En mi opinión, de los cuatro el menos malo es Pablo Iglesias, pero tiene dos problemas muy graves, en primer lugar es totalmente imprevisible, lo que dice hoy, mañana puede ser historia, y además, incluso teniendo en cuenta que en la caverna mediática las mentiras, falsedades, fraudes y exageraciones interesadas son lo normal y corriente, parece ser cierto que hay alguna conexión entre los fundadores de Podemos y el chavismo, y querer acabar con el desastroso capitalismo ultraliberal que nos han impuesto para pasar al chavismo o comunismo es querer ir de Guatemala a Guatemuchísimopeor.

Y por último Albert Rivera. El típico trepa que hace y dice lo que cree que le va a proporcionar más votos aunque implique inmensas y continuas contradicciones y finalmente no encaje lo que predica con lo que está haciendo. Además como catalán no lo soporto porque precisamente para ganar votos en el resto de España, desde que aterrizó en Madrid sus comentarios sobre Catalunya parecen copiados de la caverna mediática.

La conclusión podría ser que los que se van de España no lo hacen solo para encontrar trabajo, además se van porque son inteligentes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ELECCION COMPLICADA.

  1. LEA. dijo:

    Yo votaré a Mafalda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s