BENDITO ISLÁM.

El atentado del aeropuerto Kemal Ataturk de Estambul demuestra una vez más que estamos en guerra, no declarada por nosotros, y que nuestros enemigos constituyen el mayor peligro al que el mundo se ha tenido que enfrentar en mucho tiempo, que dejan a los peores nazis a la altura del daño que pueden causar unos niños jugando en el patio del colegio, y lo peor, nuestros políticos siguen sin enterarse.

Nadie se merece un atentado como el de Estambul, ni Turquía, ni los turcos, ni por supuesto las víctimas inocentes de la locura islámica, pero en este caso si hay alguien que se lo tiene bien merecido: Erdogán. El Primer Ministro Turco ha sido un gran colaborador del Estado Islámico, comprándoles su petróleo, facilitando su financiación y el suministro de armas desde el Golfo, atacando por todos los medios a los principales y más eficaces enemigos del Estado Islámico, los Kurdos, manejando la frontera con Siria, estableciendo controles o suprimiéndolos, según interesaba al Estado Islámico, incluso se le acusa de haber entregado al Estado Islámico fugitivos que se equivocaron al intentar huir a través de Turquía. Y sin embargo ha sufrido ya varios atentados islámicos, de los que este es el peor, aunque los primeros los atribuyó, con toda desfachatez, a los kurdos. La razón no es otra que Erdogán los apoya porque es un radical islámico convencido que para cumplir con el Corán debe luchar para que el Islam se extienda por todo el mundo a cualquier precio, pero para ser aliado del Estado Islámico se deben cumplir las órdenes y las normas a rajatabla, y esto de firmar un acuerdo con la Unión Estúpida para controlar a los refugiados, aunque la estupidez esté del lado europeo, es una desobediencia muy grave.

Erdogán lleva un tiempo cambiando de estrategia, aunque su ideología religiosa y sus objetivos finales no hayan cambiado ni un ápice. Llegó a un acuerdo para solucionar el problema con Israel, que él mismo creó con su apoyo a la innecesaria flotilla a Gaza, acuerdo que los tontitos de la Unión Estúpida han interpretado como una modificación de su islamismo, y también ha solucionado el problema con Rusia a causa del bombardero ruso que los turcos derribaron en la frontera con Siria. (Por cierto, en la firma de este acuerdo Erdogán soltó la soberana estupidez que nadie quería derribar el avión ruso. Por supuesto, debió ser un pastor que pasaba por allí y apretó el botón creyendo que el lanzamisiles era un ascensor, y el botón era el de bajada).

Ni Israel ni Rusia me preocupan, al contrario, son dos países que saben muy bien cómo debe tratarse al Islam radical. El problema lo tenemos en casa con los tontitos de la Unión Estúpida que continúan con la idea del bendito Islam, religión de paz y amor.

Está bien claro que, en esta guerra y con atentados del Estado Islámico o sin ellos, Erdogán no será nunca un socio fiable, pero los políticos europeos bajo la dirección de la Loca de Berlín por lo visto no se han dado cuenta todavía, cosa curiosa porque si yo conozco las fechorías de Erdogán con el Estado Islámico solo con la información de los medios de comunicación, con más razón y mucho más a fondo deben conocerlas la Loca de Berlín y sus tontitos europeos porque disponen de inmejorables equipos técnicos y de información. Todo esto sin mencionar y olvidando también el proceso que Erdogán ha iniciado en Turquía para convertirla en dictadura islámica, con él de califa, y las barbaridades que ha cometido ya en ese proceso, con represión brutal contra los numerosos grupos que exigen mantener una Turquía Laica, elecciones claramente trucadas y manipuladas y el cierre de todos los medios de comunicación que no le apoyan. Pero ya sabemos que para la Unión Estúpida lo único importante es que los gobiernos perjudiquen a la ciudadanía al máximo en aras de la absurda austeridad super-pasada de vueltas, y en España sabemos muy bien que en contraste  cuestiones como corrupción o totalitarismo les importan un bledo, y por esta razón y a pesar de todo la Loca de Berlín y sus tontitos ofrecen a Turquía 6.000 millones de Euros y acelerar el procedimiento para entrar en la Unión Estúpida, haciéndola más estúpida todavía hasta el extremo de tender un puente de plata para que el enemigo entre en casa con toda comodidad y bien financiado.

Hace tiempo que digo que la Unión es Estúpida porque lo demuestra cada día. Con el asunto del Brexit continúan demostrando su estupidez. Hace unos días el presidente Hollande hizo un comentario que daba a entender que la razón por la que Francia es la que más está presionando para que la salida del Reino Unido se produzca cuanto antes es que el inglés ya no sería idioma oficial, en consecuencia dejaría de ser el principal idioma y el francés ocuparía su lugar. Es decir, Francia está presidida por un señor que está convencido que unas firmas en un papel conseguirán que los miles y miles de personas relacionadas directamente con la Unión Estúpida que se expresan corrientemente en inglés, entre otras cosas porque los que hablan correctamente francés son muchos menos, al día siguiente de las firmas pasarán a charlar con fluidez en un francés que ni Moliere.

Ya he explicado muchas veces que creo que limitarse a la acción policial, por más eficaz que sea, para luchar en esta guerra es suicida. Que evitar agudizar los controles y las medidas excepcionales como las deportaciones por respeto al Islam, negando su relación directa con el terrorismo, es suicida y de una idiotez insuperable.

Creo que la opinión pública, empujada por las barbaridades islámicas, va cambiando respecto a la realidad del Islam a pesar de la estrecha colaboración de las izquierdas con el Islam radical y la actitud ciega o claramente partidista de muchos periodistas, pero el cambio es sumamente lento, demasiado lento para garantizar que no acabemos suicidándonos.

Las cosas están cambiando, aunque lentamente, y una de las pruebas serían los muchos periodistas que van variando su discurso, la mayoría sin admitirlo y alguno poniéndole algo de caradura. Tanto en el caso de Erdogán como en el de los Hermanos Musulmanes, cuando ambos eran tratados como héroes de la paz mundial, algunos periodistas llegaron a insultar gravemente a los que seguíamos considerando que eran radicales islámicos como se ha acabado demostrando. Por considerarme insultado me acuerdo en especial de dos casos. Cuando Erdogán era el Dios de la paz por haber financiado y apoyado la innecesaria flotilla a Gaza, el catalibán de TV3, Joan Roura se refirió a los que a pesar de su inmensa bondad todavía teníamos mala opinión de Erdogán, en términos sumamente ofensivos referidos a la profesión de la madre de cada uno. A pesar de tratarse de un epíteto que jamás debería usarse en un medio de comunicación, menos todavía si es público, ni él ni los servicios informativos deTV3, nunca rectificaron ni pidieron disculpas. Cuando se iniciaba la fallida primavera árabe, un día mientras pedaleaba en el Club Natació Barcelona oí como en el programa “Els Matins”  de TV3 Lluis Bassets, director de El País Catalunya, calificaba a los que desconfiábamos de los Hermanos Musulmanes como ignorantes y fascistas mal intencionados que solo pretendíamos crear conflictos con otras culturas. Este no solo no rectificó ni pidió disculpas, sino que cuando en 2014 ya había quedado claro quiénes eran los Hermanos Musulmanes, afirmó algo parecido a que él ya lo decía, y lo hizo a pesar que en 2012 publicó un libro sobre la primavera árabe en que también hacia comentarios desagradables sobre los que dudábamos de la bondad de los Hermanos Musulmanes y del Islam en general.

Con estos políticos y estos periodistas si no perdemos definitivamente esta guerra será gracias a la  Divina Providencia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s