PODEMOS MENTIR EN NIZA.

Ayer, 14 de julio, fiesta nacional francesa, algunas personas murieron atropelladas en Niza en un desgraciado accidente que los demonios islamófobos occidentales, con su mala intención de siempre, enseguida calificaron como atentado islámico.

¿Qué culpa tiene un inocente musulmán que ha perdido el control de su camión?. Un bondadoso chofer tunecino que debido a su pobreza no le quedaba más remedio que estar trabajando a las 22.30, cuando todo el mundo en Niza se lo estaba pasando bien con los fuegos artificiales, y probablemente debido a su debilidad por el hambre que soporta bajo la tiránica explotación de sus amos franceses, sufre  un desmayo, atropella algunas personas y en su intento de evitar el atropello cambia de dirección varias veces a causa de los gritos histéricos de los europeos que eran atropellados, que los islamófobos han descrito malignamente como un intento de atropellar el mayor número posible de víctimas, y no contentos con esta difamación los islamófobos añaden otra cuando afirman que el pobre chofer efectuaba maniobras marcha atrás también con la intención de alcanzar el máximo de victimas atropelladas cuando la realidad es que no dominaba bien el cambio de marchas porque llevaba poco tiempo con el camión y la marcha atrás le entraba sin querer.

En una demostración más de su extrema maldad, cuando el pobre chofer ya estaba a punto de poder dominar el camión, los gendarmes, esbirros del capitalismo, le acribillaron a tiros sin que hubiese razón alguna para tal asesinato. Los enemigos del Islam también le acusan de haber matado y herido a niños cuando deberían estar preguntando que hacían niños en la calle a las 22.30.

Para completar el panorama y el engaño, las huestes aparentemente islámicas de Franklin Delano Roosevelt habrán recibido ya instrucciones desde Washington para que en nombre del Estado Islámico reclamen la autoría del supuesto atentado.

Hasta aquí la forma en que opino que el señor Alba Rico, objeto de mi anterior nota describiría el salvaje atentado de Niza donde sus camaradas islámicos han asesinado a cerca de 90 personas.

A partir de este ataque, a los Alba Rico y a todos los defensores del Islam radical sean de derechas o izquierdas les denominaré como lo que son: Cómplices de Asesinos.

Para terminar quiero recalcar las muchas, fantásticas y multitudinarias manifestaciones contra el terrorismo efectuadas por aquellos musulmanes que el señor Alba Rico considera más moderados y tolerantes que los europeos. La lástima es que nadie tiene ni idea de donde se llevaron a cabo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s