COLAU SE HA COLAU DEMASIADO.

He repetido varias veces que como activista que puso en marcha la PAH tenía muy buena opinión de Ada Colau, pero como Alcaldesa de Barcelona la considero el cuarto desastre consecutivo después de Clos, Hereu y Trias.

¿Cómo se puede nombrar para el pregón de las fiestas de la Merced a Javier Pérez Andújar?, un señor que desde sus artículos en El País ha denigrado a Barcelona calificándola de ciudad pueblerina  en más de una ocasión, entre otras calificaciones peores, y es de los que desde la caverna mediática, y aprovechando el independentismo, se dedica a insultar e inventarse barbaridades sobre Catalunya y los catalanes.

Como muestra de hasta qué punto Pérez Andújar usa la falsedad y el insulto de manera cotidiana en sus artículos sobre Catalunya adjunto dos documentos, en “Colau P A 1” podéis leer un artículo de Pérez Andújar sobre Marina Pibernat, una señora de Girona que está convencida de que todos somos mierda excepto ella y sus amiguetes y lo expresa con el peor y más ofensivo de los vocabularios en tweeter. En “Colau P A 2” podéis leer algunos de los tweets de dicha Marina y otro del coordinador de EUIA de las comarcas de Girona que indica que aunque la tal Marina se borró de las listas de candidatos a la alcaldía de Girona no lo hizo presionada por la violencia independentista sino por el propio partido porque muchos de sus miembros de Girona exigieron que se tomasen medidas contra una señora que se estaba cargando la imagen del partido. La descripción que hace Pérez Andújar de este caso es de un “violento acoso independentista” que como podéis comprobar explica que han sometido a la pobre mujer a terribles y violentas presiones y Pérez Andújar solo detiene la escalada de supuestas barbaridades justo antes de afirmar que se lapidó a Marina Pibernat en uno de los puentes de Girona y después se arrojó su cuerpo al rio Ter, todo ello en una Catalunya que describe como la versión europea de Corea del Norte. Otra prueba de las falsedades de Pérez Andújar que quizás vosotros también podéis constatar es que yo leo con mayor o menor profundidad al menos cuatro periódicos al día de tendencias varias y soy activo en las redes sociales, y a pesar de ello en abril-mayo 2015 no me enteré en absoluto del inmenso ruido que según Pérez Andújar hacían los independentistas mientras ejecutaban en público a Marina Pibernat. Esta muestra es solo uno de los casos en que Pérez Andújar se ha hecho frecuentemente sus necesidades fisiológicas sobre Barcelona y Catalunya en sus artículos.

Y a este tipo Colau lo nombra nada menos que para el Pregón de las fiestas de la Merced. Parece ser que el cabreo está tan generalizado que en las redes sociales se está organizando una pitada en cuanto Pérez Andújar inicie el pregón. Yo no estoy de acuerdo con el método, pero si finalmente se produce la pitada, tanto Pérez Andújar como Colau la tendrán merecida.

Me imagino que para el próximo año Colau ya debe tener programado a Félix de Azua, recién nombrado académico de la lengua que desde El País también escribe artículos sobre Catalunya para los que precisa papel higiénico para limpiarse después de escribirlos. Hace tiempo que distingo entre las izquierdas estúpidas y las izquierdas normales, y una de las características de las estúpidas, que Colau practica frecuentemente, es su obsesión por la provocación hasta el extremo que con frecuencia da toda la impresión que para ellos provocar es mucho más importante que solucionar los problemas de los temas a su cargo, que su provocación no solo no soluciona sino que empeora. Y para completar el panorama cuando la izquierda estúpida lleva a cabo una provocación, en cuanto los provocados se quejan los provocadores empiezan a insultar como posesos para empeorar las cosas todavía más.

Colau ha practicado varias veces la provocación inútil y estúpida, de las que hasta el nombramiento de Pérez Andújar la peor era una poesía sobre un Padrenuestro sumamente irreverente que una tal Dolors Miquel recitó hace unos meses ante el consistorio en pleno. En mi caso respeto totalmente el derecho a expresarse como se quiera, especialmente en el arte, pero en este caso me cabrearon dos cosas, primero, un porcentaje muy elevado de los barceloneses son católicos practicantes y no tienen porque admitir sin más que se les insulte desde su propio ayuntamiento, insultos que siguiendo el método de la izquierda estúpida arreciaron cuando Colau y Dolors Miquel los dedicaron a los que tenían la desfachatez de quejarse. Hay mil lugares en Barcelona más apropiados que el Ayuntamiento para recitar un poema que, por cierto, resultó ser un plagio de un escritor novel que se presentó a un festival de poesía en el que Dolors Miquel formaba parte del jurado y aprovecho la oportunidad para aumentar su repertorio de poesías originales gratis y sin esfuerzo alguno. Mi segundo cabreo fue debido a que ya estoy más que harto de que los mismos imbéciles que no atacan a la Iglesia con argumentos en los muchos aspectos en que es criticable, sino con insultos, son de los que cuando alguien explica verdades del Corán nos llaman fascistas e islamófobos, grupo en el que están tanto Pérez Andújar como Colau y Dolors Miquel.

Terminaré por dar mi opinión general sobre la desastrosa gestión de Ada Colau explicando algo curioso. El pasado jueves 21 de julio, en El Periódico, el subdirector Iosu de la Torre publicó un vomitivo artículo en el que, sin más, insultaba a los que critican a Ada Colau, y mi reacción fue insertar el siguiente comentario:

“En mi opinión Trias fue un pésimo alcalde, pero no tengo mejor opinión de Ada Colau y no estoy dispuesto a que se me insulte gratuitamente por una opinión basada en hechos y no en ideología. Colau llevó a cabo una excelente labor como activista pero como gestora pública es desastrosa. No me gusta su método de parar los asuntos hasta que se le ocurra la solución mágica que nunca llega, en temas que afectan al empleo de miles de barceloneses. Tampoco me gustan sus fantasmadas como la del CIE. Soy de los barceloneses que quieren el CIE cerrado, pero me parece absurdo que se ataque de frente sin pensarlo dos veces y sin dedicar bastante tiempo a establecer una estrategia con que enfrentarse nada menos que al Ministerio del Interior. Las fantasmadas de este tipo tienen la ventaja que aunque fracasen por mala gestión el fantasma siempre sale ganando ante sus votantes.”

Lo curioso fue que inserté el comentario a media tarde a continuación de cinco comentarios que cantaban las maravillas de Colau y lo rematadamente malos que son sus críticos, siendo el mío el primer comentario negativo, pero a continuación de mi comentario se produjo una verdadera avalancha de comentarios negativos para Colau, de los que los más suaves pedían a la Alcaldesa que se fuese a su casa y cesase en su obsesión en cargarse Barcelona. Seguramente fue casualidad, pero es probable que alguno de los críticos de Colau estaba esperando a que alguien se decidiese a dar la respuesta que merecía el artículo, posiblemente por el nivel de los insultos del impresentable subdirector de El Periódico.

COLAU P A 1

COLAU P A 2

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s