RAZONES PARA NO LEER PERIODICOS.

Demasiados periodistas españoles y sus periódicos tienen el peligro que quien solo lee uno de ellos, sin cotejar en cualquier caso las informaciones con otros medios y la prensa extranjera, se quede y asimile muchas informaciones que no se parecen en nada a la realidad.

Periodistas que se refieren a asuntos de los que no tienen ni idea como si fuesen expertos, otros que hablan o escriben de oídas sin cotejar en absoluto la veracidad de lo que informan, pasando, por supuesto, por los periodistas que están dispuestos a escribir tremendas barbaridades porque gusta a los que mandan. Para dejar bien claro a que me refiero utilizaré dos casos recientes, uno general, el ya finalizado debate de investidura, y otro específico, un artículo de La Vanguardia.

Desde que se iniciaron las negociaciones para formar gobierno después del 20-D que tengo pero que muy claro que el principal y casi me atrevería a decir único responsable de la absurda situación que vive el país es Mariano Rajoy, no solo porque si se hubiese apartado después del 20-D haría varios meses que tendríamos gobierno, y si se apartase hoy tendríamos gobierno en octubre, sino porque desde el 20-D nunca ha hecho nada, pero nada de nada, para conseguir ser investido presidente, y cuando ha hecho algo que ¡Oh milagro! parecía que se movía un poco con su pacto con C’, no le saca el más mínimo provecho, insulta a todo el mundo excepto él y los suyos y destroza toda posibilidad de que alguien le apoye para llegar a la investidura.

Mariano Rajoy está convencido de que por el mero hecho de ser –incomprensiblemente para mí- el candidato más votado todos los diputados sean del partido que sean deben ponerse a sus órdenes para llegar cuanto antes a su investidura. En contraste Artur Mas se apartó con un porcentaje de diputados mucho mayor, cuando solo le faltaban dos diputados para la mayoría, pero claro, Artur Mas tiene dignidad y Rajoy ni una gota, solo cree en la pleitesía, la que todos los españoles le hemos de rendir, y eso a pesar de que todo y ser imposible de demostrar, los manejos que Fernández Díaz, el miembro de la Santa Mafia que tiene la responsabilidad, efectuó con el método del recuento de votos huelen que apestan a fraude electoral.

En su patético y desastroso discurso del martes 30, aparte demostrar que se lía con los números y con los conceptos en el ya famoso 100=126, y meter la pata a nivel mundial soltando la fecha de la firma de la paz en Colombia, lució y nos demostró otras de sus desastrosas “cualidades” que hasta entonces yo no había tenido ocasión de comprobar: su prepotencia y complejo de superioridad. No cambió un ápice su postura de esperar sentado en su casa a que le traigan la investidura, e incluso Alberto Rivera, que a pesar del pacto recibió también su ración de desprecio prepotente, tuvo que pedirle desde el estrado que plantease a Sanchez algo positivo si quería ser investido.

A pesar de todo esto la gran mayoría de los periodistas hicieron suyo el engaño de Rajoy y calificaron a Sanchez como el responsable de que quizás tengamos que votar el día de Navidad, y no fue hasta el final del debate de investidura, cuando Alberto Rivera pidió otro candidato al PP, que muy pocos periodistas se aventuraron a decir que quizás el problema era Rajoy. Que la caverna mediática trague las trolas de Rajoy cuando serían capaces de afirmar que el nacionalismo catalán ha provocando la sequía en España porque han conseguido que llueva hacia arriba y afirmando que los mentirosos son los que lo niegan, no tiene nada de extraño, pero que lo hagan periodistas aparentemente serios y honestos es muy preocupante.

El caso específico se refiere a un artículo de Josep Oliver en La Vanguardia del viernes 2, que adjunto. El señor Oliver es un importante economista, profesor en la Universidad de Barcelona, que preside varios foros de estudio económico, poseedor de algunos premios y distinciones, que escribe con regularidad en La Vanguardia, aunque con cierta frecuencia discrepo de sus opiniones.

El título del artículo es nada menos que “Merkel presidenta de Europa”. La increíble tesis del artículo es que hasta hoy Angela Merkel y la propia Alemania se habían negado a liderar y mandar en Europa, y precisamente porque Alemania era “la hegemonía reluctante”  que no usaba su poder para imponer sus decisiones en Europa, “Pero, en los últimos cuatro años, y tras las crisis del euro y la de refugiados, del auge de los populismos antieuropeos, de Rusia y el conflicto de Ucrania y, finalmente, del Brexit, Alemania ha ido reforzando ese papel de hegemonía inevitable, si es que el proyecto europeo ha de continuar. Y lo que es más importante, Berlín aceptando esa nueva situación”. La conclusión es que lo mucho que se está moviendo Merkel estos días por toda Europa reuniéndose con todos los gobiernos tiene una razón: después del desbarajuste en que se ha convertido la U.E., Merkel y Berlín finalmente han aceptado el papel de líderes y mandamases de Europa. ¡¡Aleluya!!, Merkel será la presidenta de Europa. Europeos regocijaros todos.

No sé en qué planeta ha vivido el señor Oliver desde el 2009, pero dudo de que sea la tierra. En primer lugar es incomprensible que un economista importante se olvide nada menos que de Wolfgang Schaüble, ministro de finanzas de Merkel, que ha metido sus narices en las finanzas de toda la U.E. y cada uno de sus países para imponer lo que siempre he llamado sus medidas estúpidas que han perjudicado a toda Europa y aplicadas por Rajoy y Merkel son la principal razón de que nuestra tasa de paro todavía esté en el 20%, y nuestra deuda pública haya aumentado espectacularmente. Se olvida también de Grecia que desde que en 2009 Merkel impuso su peculiarísima manera de rescatar un país, que consiste primero en transferir la deuda griega en manos de bancos alemanes a sus socios en la U.E. y a continuación hundir la economía de un país como nadie lo había logrado nunca. Grecia hace tiempo que está en el fondo del pozo y sin embargo Merkel consigue que sigan cayendo.

Merkel es además la principal responsable de que la U.E. se haya transformado en un ineficaz desbarajuste, no solo es la responsable del problema con Rusia por su obsesión por la expansión hacia el este sino que fue la que propuso e impuso el estúpido boicot a Rusia que ha perjudicado a muchos países europeos, en especial a España.

En el caso del Brexit que en el artículo es el elemento que provoca el desbarajuste, también es responsabilidad de Merkel porque a pesar de que toda la prensa española culpa a la xenofobia y a Nigel Farage, en el Reino Unido muchos periodistas afirman que el Brexit ganó a pesar de Farage y la mayoría culpan a dos campañas llevadas a cabo por los partidarios del Brexit, una con listas de miles de inmigrantes delincuentes habituales que al contrario que antes de que la U.E. de Merkel lo prohibiera eran deportados y ahora permanecen en el Reino Unido y otra también con listas de varios miles de familias polacas, rumanas y búlgaras que cuando Merkel les dio entrada en la U.E. sin el habitual período previo de adaptación emigraron al Reino Unido para vivir a costa de su generoso sistema de ayudas sociales. Que yo sepa ni uno solo de los periódicos españoles se ha referido ni en una sola ocasión a estas dos importantes y decisivas razones.

En el asunto de los refugiados también dejó Merkel su desastrosa huella al ofrecerse como madre de todos los refugiados primero para ir modificando su opinión a medida que creaba el desbarajuste europeo, mientras por el camino llegaba a un acuerdo con el peor de los aliados: Erdogán.

El Sr. Oliver publica este artículo precisamente en una semana en que se produce una nueva decisión absurda del estilo de la desastrosa U.E. que ha configurado la desastrosa Merkel al requerir a Irlanda que exija el pago de 13.000 millones de Euros en impuestos a Apple por un acuerdo de tarifa reducida que ha estado en vigor desde 1991, es decir “solo” 25 años, y lo hacen en un país Irlanda en que los partidarios de mandar a la U.E. a paseo están creciendo de manera espectacular, cuando en vez de plantear estupideces contraproducentes para todos deberían estar desarrollando una normativa que impida los esquemas de sociedades interpuestas y cargos más o menos legales que permiten a las multinacionales transferir beneficios de un país a otro, y no tan solo sin sancionar, sino sin ni tan solo referirse a las operaciones similares que con una considerable lista de multinacionales llevó a cabo Jean Claude Juncker, actual presidente de la Comisión Europea en los 90 cuando era primer ministro de Luxemburgo y robó miles de millones en impuestos a sus queridos socios de la U.E.

Si Merkel es la mandamás de la U.E. va a ser cuestión de empezar a pensar a que país vamos a emigrar, aunque yo no tomaré decisión alguna hasta saber dónde va a emigrar el gran economista Josep Oliver, para asegurarme de que no coincidimos.

Cada vez estoy más de acuerdo con Franco, tal como salía en una foto que vi hace días en Facebook diciendo “Si llego a saber que sois tan idiotas hubiese convocado elecciones”.

LVGOLIVER

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s