FLOTILLAS INNECESARIAS.

Desde que Erdogán, por aquel entonces considerado por muchos como el campeón de la democracia, la libertad y la tolerancia, promovió y financió la primera flotilla a Gaza y los israelitas cometieron el error de caer en la trampa, se han organizado varias flotillas, la última exclusivamente femenina.

La única flotilla que logró su objetivo fue la primera que consiguió que los israelitas picaran. Aunque la razón oficial de estas flotillas es transportar a Gaza productos de primera necesidad de los que la población de Gaza carece por culpa del bloqueo israelita, la verdadera razón es generar ruido mediático contra Israel y favorable a Hamas, y de paso intentar provocar otro error como el de la primera flotilla con dos víctimas a manos israelitas.

La razón del suministro es falsa y engañosa porque los israelitas nunca han puesto impedimentos a la entrada en Gaza de cualquier cantidad de productos de primera necesidad, con la única condición de que pasen por un control exhaustivo de la carga, hecho que teniendo en cuenta que Gaza está bajo el control de una organización terrorista islámica que entre otras barbaridades lleva alrededor de 11.000 misiles disparados contra Israel creo que está más que justificado.

Lo más absurdo del asunto es que los de Hamas son los buenos de la película porque en los ataques israelitas han sufrido muchas bajas, víctimas civiles incluidas, mientras los miles de misiles y ataques terroristas lanzados por Hamas contra Israel solo han producido unas 20 víctimas. Es decir, el malo de la película es el que protege eficazmente a su población de ataques externos.

Lo curioso es que nunca había podido leer ni oír la explicación de la falacia de los productos de primera necesidad para Gaza por un solo medio de comunicación español, hasta ayer miércoles 12 en que La Vanguardia publicó el artículo que adjunto a continuación.

gaza-kerem-shalom

El artículo describe el paso de Kerem Shalom entre Israel y Gaza y la forma sumamente estricta, dura y organizada en que se registra la carga.

Aunque el artículo de alguna forma es crítico con el método utilizado por los israelíes, y por supuesto que no se refiere a las flotillas para nada, no deja ninguna duda sobre la absoluta inexistencia, aparte los controles, de cualquier problema a la hora de suministrar productos de primera necesidad a Gaza, a lo que se añade la distribución del agua, la electricidad y los combustibles que se suministran a Gaza desde Israel. En el artículo se afirma que ese es el único punto por donde puede introducirse mercancía en Gaza, información que probablemente se la ha dado Hamas, porque por lo que leí en su día en prensa británica que si informaba sobre la falsa excusa, hay otro paso entre Israel y Gaza que quizás sea más pequeño y otro en la frontera sur de Gaza con Egipto que probablemente no está tan bien organizado y debe ser mucho más flexible que Kerem Shalom.

Lo que me irrita más de los objetivos de estas flotillas es a quien apoyan. Si un bloqueo como el israelí sobre Gaza afectase a un territorio gobernado por simples enemigos de Israel daría la razón a las flotillas, pero estos pijoprogres no se dan cuenta, o mejor, no quieren darse por enterados, que los está utilizando el Islam radical, incluidos sus grupos terroristas.

Son los mismos pijoprogres que afirman rotundamente que el Islam no tiene nada que ver con el Estado Islámico cuando todo lo que hacen está escrito en el Corán y en más de un versículo, y cuando la generosa financiación de todos ellos, desde ISIS a Boko Haram pasando por Al Queda se la proporcionan los sauditas y los emiratos del golfo.

Mientras tanto ni un solo pijoprogre ni tan solo menciona a los miles de cristianos, agnósticos, de otras religiones e incluso musulmanes de sectas moderadas que han sido asesinados de forma cruel y monstruosa por el ISIS, ni la extrema agresividad con la población civil que emplean los rusos en Siria desde que decidieron intervenir directamente en el conflicto, que por cierto, si los israelitas hubiesen llevado sus ataques a Gaza de la misma forma que los rusos atacan Alepo, no habría hecho falta reconstrucción alguna porque no habría quedado nada que reconstruir ni nadie a quien salvar.

Posiblemente una de las principales razones de mi irritación con el asunto de las flotillas sea que en la primera de ellas, la organizada y financiada por Erdogán, fue precedida por una campaña generalizada en todos los medios, en la que Erdogán era el político que más se significaba a favor de la paz en Oriente Medio hasta el extremo que el catalibán de TV3 Joan Roures se atrevió a insultar muy gravemente, mentando la madre, a los que desconfiábamos no solo de Erdogán sino de cualquier propuesta que se originase en el Islam radical. Desde que desapareció la careta de Erdogán y la versión real de su radicalismo islámico se hizo evidente, los que le consideraban un benefactor de la humanidad raramente pronuncian su nombre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s