LA ABUELA DE REUS.

El caso de la abuela de Reus que murió asfixiada por el humo de un incendio causado por una vela que usaba porque tenía cortada la luz ha puesto de nuevo en evidencia el bajísimo nivel de nuestros periodistas.

Muchos han criticado con razón a la compañía suministradora por no hacer el más mínimo caso de las normas escritas y no escritas de pobreza energética, a pesar de que a los ciudadanos que pueden pagar les estafan a fondo con el apoyo del gobierno y así obtienen muy considerables beneficios.

Otros han criticado al Ayuntamiento por no actuar a pesar de la falta de información de la suministradora.

Mientras todos se dedicaban a acusar a diestro y siniestro del vergonzoso accidente, la familia de la pobre abuela, en concreto su biznieta, amenazaba al Ayuntamiento de Reus, a través de una abogada, con plantear una demanda si al informar sobre el accidente consideraban que se había vulnerado la protección de los datos personales de la familia.

He esperado un par de días para comprobar si algún periodista criticaba a la biznieta y la familia como se merecen, pero no lo ha hecho nadie, aunque estaré encantado si alguien me informa de algún periodista serio que si les dijo lo que se merecen.

Si su biznieta tiene fondos suficientes para contratar un abogado para proteger sus datos personales, ¿Cómo se entiende que tuviese a su bisabuela viviendo como una perra callejera?, y también, y sobre todo, cabría preguntarse que aunque la compañía suministradora que cortó la luz no informó al Ayuntamiento ¿Cómo no se le ocurrió hacerlo ella y personarse en el Ayuntamiento para denunciar el corte de luz a su bisabuela?. Se me ocurren dos razones para no haberlo hecho, que ambas podrían ser validas a la vez: primera, su bisabuela le importaba un rábano, segunda, algunos ayuntamientos investigan la situación de la familia en casos de pobreza extrema y exclusión social, y si llegan a la conclusión de que tienen recursos suficientes para solucionar el problema de sus mayores les obligan a hacerlo.

Creo que de todos los posibles responsables de esta vergüenza, la biznieta es la que ha actuado peor, como mínimo al mismo nivel que la compañía suministradora, pero en nuestra fantástica prensa nadie se ha enterado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s