POLONIA Y OTRAS COSAS.

Polonia es el título de un programa de humor de TV3, pero lo que está ocurriendo en la Polonia de verdad no tiene nada de divertido. El partido Ley y Justicia, el PiS (literal), el de los nazis hermanos Kaczynski (uno de ellos fallecido en accidente de aviación el 2010) que gobernaron hasta el 2007, ganaron las elecciones en 2015 por mayoría absoluta y desde entonces han iniciado un plan para acabar con la democracia en el país, limitando el Tribunal Constitucional, y modificando o cancelando leyes que afectan a temas como el aborto y los derechos humanos, hasta el extremo que la U.E. se plantea aplicar graves sanciones.

A quien esta situación en Polonia le pille por sorpresa, como es el caso de todos los periodistas españoles de los que he leído crónicas, es que le falla la memoria o ignora la historia de Europa.

Esta “crisis” polaca dentro de la U.E. es otra consecuencia de la barbaridad alemana que abrió las puertas de la U.E. de par en par, sin condiciones ni períodos de adaptación a todos los países ex soviéticos del este de Europa, que además fue insultante para nosotros porque nuestra entrada en la U.E. fue una carrera de obstáculos que duró varias décadas.

Pero la barbaridad es todavía mayor en el caso de Polonia. Aunque la II Guerra Mundial se inició con la invasión de Polonia por nazis y rusos, y aunque parte de la población polaca defendió su país heroicamente, muchos polacos, demasiados, dieron la bienvenida al invasor nazi y no solo colaboraron con ellos sino que Polonia acabó siendo el país ocupado que mejor encajó en los métodos y barbaridades nazis y el que más judíos y otros grupos sociales exterminaron y entregaron a los asesinos, con hechos vergonzosos para la especie humana como el gueto de Varsovia. La predisposición de una mayoría de polacos fue lo que hizo decidir a los nazis a instalar en el país todos los campos de exterminio excepto uno, porque si algún preso conseguía huir tenía que hacer cientos y cientos de kilómetros hasta la libertad, y en Polonia este viaje lo realizaban en un ambiente tanto o más hostil que en la propia Alemania.

La principal responsable de esta tendencia al nazismo fue la iglesia católica, que colaboró activamente con fascistas y nazis en todos los países donde llegaron al poder, desde la propia Alemania hasta Italia y no digamos en España, y precisamente en la actual “crisis” polaca de la U.E. la iglesia polaca, más nazional católica que la española franquista, no solo apoya sino que empuja a los del PiS a hacerse con el país a lo nazi.

Otra barbaridad Merkel que pagamos todos los europeos porque aunque Polonia entró por la puerta grande de la U.E. en el 2004 y Merkel no llegó a la cancillería hasta 2005, desde la oposición a Schröder y como líder de la CDU, su partido, siempre ha impulsado la integración por la línea directa de los países del este en la U.E.

En realidad los polacos del PiS son bastante tontitos porque lo que tenían que haber hecho es pedir asesoramiento al PP para enterarse de cómo hacer lo mismo sin que se note demasiado y la U.E. se quede tranquila, a pesar de múltiples informes de sus propios técnicos y juristas denunciando métodos y situaciones antidemocráticas.

Otras cosas. Podemos a la greña. En mi caso votaría por Errejon, en primer lugar porque todo lo que le he oído o leído decir me ha gustado y no suelta burradas y además porque Pablo Iglesias ha acabado demostrando no ser gran cosa como gestor público porque lidera un partido que se está haciendo trizas sin ayuda de nadie.

Ada Colau no para de demostrar que como gestora pública está al nivel de sus tres desastrosos antecesores. Ahora está dando la culpa a todo el mundo del anormal y fuerte aumento de los alquileres en Barcelona cuando es la única ciudad de España y probablemente de Europa donde se da un aumento tan brutal del alquiler inmobiliario. ¿Cuál puede ser la razón?, ¿Qué ocurrió hace dos años que ha provocado tal aumento?. Pues resultó que a una alcaldesa recién sentada en el consistorio no se le ocurrió otra cosa que establecer una moratoria que finalmente desembocó en prohibición total de apertura de nuevos hoteles, pero como el volumen del turismo en Barcelona no solo no ha disminuido sino que sigue aumentando, al faltar nuevas plazas hoteleras  los pisos turísticos cubren la mayor demanda hotelera y acaban siendo un excelente negocio, lo que ha aumentado considerablemente la demanda de propiedad inmobiliaria tanto en alquiler como en compra y ha disparado los precios, y la única conclusión posible es que una vez más Ada Colau se queja de algo y reparte culpas cuando toda la responsabilidad es suya.

Por cierto, sobre el asunto del turismo recomiendo un artículo de El Periódico del 27/12, firmado por el sociólogo Ramón Folch con el título “Turismo deletéreo”, en el que distingue entre las ciudades donde el turismo de masas provoca graves problemas y modifica el tejido urbano y las ciudades que no evitan del todo el problema pero lo mantienen bajo control, y llega a la conclusión que las ciudades menos afectadas por el turismo de masas son las bien gestionadas que tienen el fenómeno bajo control, seleccionando incluso los atractivos del turismo que promocionan porque son buenos para la ciudad y desechando los que causan problemas. ¿Cómo no va a ser un problema el turismo en Barcelona?, si ya antes del boom del turismo era y es una de las ciudades más ruidosas de Europa y las plazas se utilizan para emborracharse con el botellón, entre otras características del mismo estilo, ante las que el Ayuntamiento nunca ha hecho nada de nada, y que son la causa de que muchos turistas vengan a Barcelona para, entre otras razones, pasarlo bien desmadrándose porque desmadrarse en Barcelona sale gratis o muy barato. Lo tenemos crudo, porque el Ayuntamiento acaba de anunciar un brillante plan, que incluye inversiones, para conseguir que el turismo se reparta por toda la ciudad y no se limite al centro. Solo al leerlo ya se me han puesto los pelos de punta, porque aunque el turismo cause muchos problemas supone para Catalunya 17.000 millones de Euros anuales que equivalen al 8% del PIB, y si Colau y su equipo insisten en “solucionarlo”, vista la forma en que “solucionan” los problemas, pueden causar un estropicio.

Colau continúa demostrando que lo que le va son los numeritos y el montar shows como no permitir que el ejército y la guardia urbana estén representados en el Salón de la Infancia de Barcelona. Sobre el ejercito puede aducir absurdas razones ideológicas, pero lo de la guardia urbana no hay quien lo entienda. Las posturitas y numeritos de la estupidez progresista fueron los que se cargaron la Festa al Cel, el fantástico festival aéreo que llevaba 24 años celebrándose y que además fue el primero que utilizó la línea costera para celebrarlo con inmensas audiencias, idea que se ha copiado en todo el mundo, pero en la Festa al Cel ¡¡¡PARTICIPABAN AVIONES MILITARES!!!, y desde que la desastrosa concejal Imma Mayol se dio cuenta de este grave pecado hasta que desapareció el festival aéreo de Barcelona no transcurrieron ni tres años. Mayol padecía el mismo tipo de profunda estupidez que Colau.

 

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s