¡¡POR FIN!!, ¡¡POR FIN!!, III.

La manifestación de ayer fue decepcionante. Yo entendí que era una manifestación multitudinaria de musulmanes contra el terrorismo, y no fue ni una cosa ni la otra.

Mi decepción fue por dos motivos. Primero la asistencia, las cifras oficiales daban 2.500 asistentes, pero resulta que bastante más de la mitad eran autoridades y manifestantes no musulmanes, con lo que la presencia musulmana no debía alcanzar ni a 1.000 de ellos.
Segundo, se limitaron a manifestar que el Islam no tiene nada que ver con el terrorismo, pero no oí condenar el terrorismo ni he visto pancarta alguna que lo condenase contundentemente, se limitaron a repetir que el Islam es una religión de paz que no permite el terrorismo.
Los musulmanes moderados tienen todo el derecho a defenderse de la xenofobia que un terrorismo claramente islámico puede fomentar, y nuestras autoridades tienen claramente la obligación de defenderlos de cualquier brote de xenofobia, pero para solucionar el problema es imprescindible aceptar primero la realidad, porque si se sigue ignorando no llegaremos nunca al final del problema, y decir que el Islam es una religión de paz, y que no tiene nada que ver con el terrorismo son dos grandes falsedades.
Ayer mismo Pilar Rahola acuso a nuestros gobernantes de todos los colores de no haberse atrevido a hacer nada contra el salafismo que se ha instalado a fondo en Catalunya, que ella está denunciando desde el 2010, razón por la que sin duda recibirá un aluvión de críticas de los tramposos del odio, lo que probará de nuevo que en España ya se aplica la Sharia atacando a cualquier infiel que emita la más mínima crítica al Islam, aunque sea fundada.
Al menos los atentados de las Ramblas y Cambrils han servido para demostrar de manera contundente que Catalunya funciona bien tanto a nivel administrativo como de la sociedad civil, mientras la España del PP es un manicomio de irresponsables, a los que da toda la impresión que el éxito de los mossos y de Puigdemont les ha sentado como un tiro en el estómago, posiblemente porque habían hecho todo lo posible para perjudicar al máximo a los mossos, y en vez de aprovecharlo para al menos atemperar el problema de Catalunya, se han dedicado a decir imbecilidades y aumentar todavía más el número de independentistas que queremos perder de vista el manicomio.
Un ejemplo de la suprema estupidez pepera son las inmensas, brutales e incomprensiblemente ofensivas e insultantes críticas al Conseller Forn por haber relacionado las victimas catalanas y las españolas por separado, entre las que destaca el despreciable, obsceno e infame comentario de González Pons que preguntaba si las extracciones de sangre también las habían clasificado por nacionalidades para evitar mezclas indeseadas. Para vergüenza de todos los que se han vengado de la buena gestión catalana con este y otros estúpidos comentarios reproduzco a continuación un tweet de Susana Díaz referido al atentado que no necesita más explicación y que los locos del manicomio no se han dignado ni comentar.

Susana Díaz Pacheco
✔@susanadiaz
Mi dolor por el fallecimiento del andaluz Francisco López y mis deseos de recuperación a sus familiares y a todas las víctimas del atentado. https://twitter.com/ideal_granada/status/898494116904001536
13:04 – 18 ag. 2017
Para acabar, el atentado y la catarata de burradas hispánicas que le han seguido también ha servido para demostrar absolutamente fuera de toda duda que la catalanofobia impera en España.

Esta entrada fue publicada en Islam. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s