POCILGA MEDIÁTICA.

No es en absoluto extraño que nada menos que la Universidad de Oxford y Reuters califiquen los medios de información españoles como los menos fiables de Europa y unos de los menos fiables de todo el mundo.

Lo malo es que aparte no ser fiables y modificar la realidad a su antojo, practican la infamia y la vileza diariamente, dando por buenos hechos muy fáciles de comprobar y que solo un absoluto idiota podría creer.

A continuación transcribo titulares sobre la manifestación del sábado descrita como una encerrona al Rey y Rajoy, de El Mundo, La Razón y ABC, que son de verdadera vergüenza ajena.

La ANC controló la seguridad de la manifestación con voluntarios

La ANC se unió tres horas antes a los antisistema para boicotear la marcha

Puigdemont y Colau asignaron los laterales a los voluntarios de la organización separatista que reventaron la manifestación

Se cedió el servicio de orden de la manifestación a voluntarios de la ANC, que colocaron estratégicamente a quienes habían de protagonizar la pitada a Don Felipe y Mariano Rajoy y los aplausos a Puigdemont, Junqueras y resto de los soberanistas.

Para completar la pestilencia de la pocilga, Alberto Estevez, fotógrafo de la agencia EFE que hizo la foto que publicó La Razón en portada el domingo 27 les ha advertido a través de 5 tweeds que en la foto que él hizo entre el grupo de esteladas que fotografió y la cabecera de autoridades habían 7 manzanas, unos 800 metros y en cambio en la foto publicada las esteladas aparecen justo detrás de la cabecera, y para más recochineo dice que cuando hizo la foto tenía la cabecera dos manzanas a su espalda.

Esta más que claro que después que la jugada de las banderas no les salió bien y encima el Rey y Rajoy recibieron un sonoro, multitudinario y merecido abucheo, ahora se trata de que la manifestación fue un fracaso por culpa de los independentistas. De entrada olvidan a los que de largo fueron los más aplaudidos: los funcionarios implicados directamente en el ataque terrorista, seguramente porque desde Madrid no se oían.

Lo que la pocilga dice es que los barceloneses que acudieron a la manifestación se dejaron manejar como borregos silbando y aplaudiendo a quien ordenaba la Gestapo catalana, aparte que está clarísimo que los miembros de la pocilga vieron la manifestación desde Madrid porque cualquiera que hubiese estado solamente cerca de la manifestación sabe que cualquier servicio de orden que quisiese colocar este aquí y el otro allí, fuera de las dos cabeceras era totalmente imposible. La manifestación fue multitudinaria y espontánea y así fueron los abucheos y silbidos al Rey y a Rajoy, al primero por la excelente relación de la familia real con la de Arabia Saudita y la fortuna que han ganado con el comercio de armas y el petróleo que acabamos pagando nosotros y al segundo por el trato dado desde siempre a los mossos y su insistencia en mantener su exclusión de toda coordinación que podía haber evitado el ataque terrorista, algo que ha subido mucho el nivel de cabreo y hartazgo en muchos catalanes entre los que me cuento. Por cierto, no creo que ni uno solo de los asistentes a la manifestación fuese consciente que la ANC estaba boicoteando y reventando la manifestación, se habrán llevado una sorpresa al enterarse.

También se atreven a escribir que La prensa internacional cuestiona los gritos independentistas en la manifestación de Barcelona, cuando el número de manifestantes y la falta de incidentes a pesar del conflicto Catalunya-España es lo que ha impresionado más, aparte que la pocilga olvida, o intenta tapar, que lo que más ha sorprendido y muy negativamente a la prensa extranjera es la descoordinación y la ocultación de datos a los mossos por parte de los cuerpos de policía y el gobierno españoles.

En ABC además Salvador Sostres, el que en agosto de 2015 se atrevió a pedir entre graves insultos que el ejército ocupase el barrio de Gracia porque allí se concentran todos los males de España, también ha contribuido a la sarta de barbaridades con uno de sus típicos y sumamente vomitivos artículos.

Jordi Evole en El Periódico critica la politización de la manifestación repartiendo mandobles a todos aunque cargando algo las tintas con las esteladas, a pesar e ignorando la campaña contra la exhibición de banderas en la manifestación que tenía como objeto el que la mayoría de las banderas fuesen españolas y que ha acabado provocando la absurda batalla de banderas en la manifestación.

Por si alguien duda de este plan para transformar la manifestación contra el terrorismo en demostración de la unidad de España la siguiente foto muestra a uno de los varios puestos de reparto de banderas españolas que había a lo largo del recorrido de la manifestación,… y después hablan de montaje  y conspiración refiriéndose a las esteladas.

banderas

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s