HARTAZGO.

Las desastrosas sesiones del Parlament del 6 y 7 de septiembre han sido muy duramente criticadas no solo por la pocilga mediática sino por la gran mayoría de periodistas.

Aunque las críticas están justificadas por haber acortado al máximo el procedimiento de aprobación de la Ley del Referéndum, la gran mayoría de los que lo critican no dijeron nada o muy poco en los muchos casos en que PSOE, y sobre todo PP utilizaron iguales o peores métodos, en especial cuando el PP ha gobernado con mayoría absoluta y han transformado el Parlamento en una delegación del Ministerio del Interior, aprobando a la velocidad del rayo asuntos como modificaciones de la Constitución y leyes mordaza.

La sesión del Parlament no habría sido desastrosa si los partidos soberanistas no se hubiesen visto obligados a aprobar la leyes del referéndum casi a escondidas para evitar el obsesivo acoso al más puro estilo franquista de PP, PSOE, y H’ (me refiero a Ciudadanos, pero prefiero usar la H de hipócritas) con la Guardia Civil haciendo el ridículo cercando imprentas y ocupando las oficinas de una pequeña revista local.

Todo porque todos mantienen la inmensa falacia que el referéndum es ilegal, y además la reacción no es proporcional al hecho que una larga mayoría de catalanes quieren votar sino mucho peor que la que se produciría si los catalanes hubiésemos resucitado a ETA, cosa que por otro lado les encantaría porque si algo ha quedado claro hasta ahora de la desastrosa gestión del asunto por parte del gobierno y asimilados es que no tienen la más mínima idea de enfrentarse a un grupo pacífico y pactista y si apareciese una imposible ETA catalana sabrían que hacer para disimular su ineptitud con la heroica lucha contra el terrorismo.

Como se va a solucionar el problema mediante el dialogo si a los que tuvieron la idea de provocar el conflicto en Catalunya para ganar millones de votos de la estupidez catalanofobica no les interesa nada que no sea empeorar la situación cada día más hasta alcanzar el choque de trenes en que ya nos encontramos.

Lo que voy a decir a continuación puede comprobarse en el texto de la Constitución en https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1978-31229. La inmensa falacia de la ilegalidad del referéndum ha sido contestada y negada esta semana en Barcelona mediante un manifiesto de más de 600 juristas, varios de ellos catedráticos de universidad. Obedeciendo las ordenes de Rajoy el TC determinó la ilegalidad del referéndum basándose en dos cosas, primero que en cualquier caso el referéndum es ilegal porque en el preámbulo de la Constitución se establece la unidad indivisible de España, y además, en caso de celebrarse el referéndum se debería consultar a todos los españoles porque también en el preámbulo se define que la soberanía nacional reside en el pueblo. Estoy convencido que en la mayoría de los 23 paises europeos donde se han llevado a cabo referendums de independencia  desde el inicio del siglo XX en su textos constitucionales o su equivalente también se establece la unidad inamovible de la patria y que la soberanía pertenece al pueblo, pero en ninguno de ellos hubo quien lo utilizó como excusa para inventarse le ilegalidad del referéndum. Pero hay más.

Resulta que el artículo 149 de nuestra Constitución relaciona las funciones exclusivas del gobierno central y la función que establece su apartado 32 dice dar Autorización a las CCAA para la convocatoria de consultas populares por vía de referéndum, lo que indica claramente que Rajoy se inventó lo de la ilegalidad que en Madrid casi todo el mundo le ha comprado por culpa de su pánico a tomar decisiones y responsabilidades porque solo con su autorización el referéndum se puede celebrar sin problemas.

En cualquier país serio, democrático y con el Poder Judicial independiente y una Constitución como la nuestra, ante la posibilidad de que alguien quisiese darle la vuelta a los textos legales habría autorizado el referéndum, y si el resultado era el sí a la independencia, en caso de verdadero conflicto habrían modificado el texto de la Constitución. Esta sería la forma democrática e inteligente de solucionar el problema, es decir la forma que jamás se aplicará en España.

Como colofón adjunto dos textos publicados en La Vanguardia del pasado sábado 9, uno es de  Antonio Garrigues Walker, y lo adjunto porque es uno de los poquísimos textos en que desde Madrid se trata el tema Catalunya con seriedad, y otro de López Burniol que plantea lo que sería la solución federal al problema bien planteada, con la que estoy absolutamente de acuerdo pero que tiene un gran problema: en España nunca se harán las cosas tan bien. También recomiendo ver este video de Youtube, donde un español castellano parlante se despacha a gusto sobre el gran inepto. .

https://www.youtube.com/watch?v=fkBM3OhkQLw

LVGGARRIGUES WALKER

LVGBURNIOL FED

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s