OBJETIVO LOGRADO.

Finalmente se ha formalizado el choque de trenes con el 155 y la declaración de independencia de la Republica Catalana, pero, en mi opinión, en la última semana han sucedido dos hechos muy esclarecedores, a pesar del aparente lio.

El primero se refiere a la apropiación del Poder Judicial por parte del PP, que por si no estaba ya lo suficientemente probada, el Tribunal Constitucional aportó una evidencia contundente y definitiva, aunque por supuesto ha pasado totalmente desapercibida y la pocilga mediática la ha ignorado totalmente.

Desde que el PP se apropió del Poder Judicial no cumplen las leyes sino que las usan, las usan para evitar el máximo de problemas a sus muchos chorizos, para exigir a los demás el cumplimiento de la Ley pero según su variable interpretación, e incluso las usan para mandar a la cárcel a gente que molesta aunque no hayan cometido delito alguno, como los Jordis, y por su parte cumplen las leyes según su propia interpretación que con frecuencia se da de bofetadas con el texto estricto de la Ley. Esto último es lo que ocurre exactamente con el artículo 155 que han aplicado de una forma que no encaja con el texto constitucional ni a martillazos, por esta razón desde JXSI se presentaron dos recursos de amparo ante el TC para que el tribunal estudiase el asunto y determinase una utilización inconstitucional del artículo 155, y además, como ha hecho siempre en asuntos relacionados con Catalunya, declarase suspendida la aplicación del 155 hasta que el tribunal hubiese emitido un fallo. Cuando, en temas relacionados con Catalunya le ha interesado al gobierno Rajoy, el TC ha decidido la supresión de los actos recurridos con extrema celeridad, y en este caso también ha actuado a más velocidad todavía, sin tiempo para haberlo estudiado y casi para haberlo leído  han rechazado totalmente el recurso, evitando así tener que suspender la aplicación del 155, es decir, el Tribunal Constitucional considera que una utilización inconstitucional de un artículo de la Constitución es Constitucional.

También fue muy esclarecedora la actitud de Rajoy y el PP el jueves 26 cuando mediante la intermediación de Urkullu y el PNV Puigdemont llegó a un acuerdo para retirar la DUI, disolver el Parlament y convocar elecciones a cambio de que se cancelase la aplicación del 155. Cuando ya habían incluso anunciado el acuerdo, Puigdemont rectificó y anuló cualquier pacto porque el PP no solo se negó a comprometerse por escrito a no aplicar el 155, sino que una vez Puigdemont había anunciado el frenazo, le hicieron saber que el 155 seguía adelante en cualquier caso. Por supuesto que la pocilga mediática, aunque no encaje con la cronología de los acontecimientos, afirma que quien rompió el acuerdo fue Puigdemont porque no saben hacer otra cosa que mentir, tergiversar y difamar.

Esta barbaridad encaja perfectamente con lo que hace tiempo que sostengo: que la explosión independentista en Catalunya se corresponde con un sumamente irresponsable plan del PP para adueñarse de los votos de la catalanofobia, desde 2006 con la recogida de firmitas contra Catalunya y el ataque al Estatut no solo no han hecho nada para solucionar el problema por ellos creado sino que, ayudados por su pocilga mediática, no han dejado de hacer todo lo posible para empeorarlo y para exacerbar el independentismo y la catalanofobia y ahora que con la aplicación inconstitucional del articulo 155 alcanzan uno de sus principales objetivos no van a renunciar a él llegando a un acuerdo con Puigdemont, me refiero por supuesto a la total eliminación de la autonomía de Catalunya que es lo que en realidad van a ejecutar con la excusa de la aplicación del 155, y no hay mejor prueba de que ese es su objetivo que el gran mentiroso de Rajoy afirmando repetidamente que dicha aplicación del artículo no supone en modo alguno la eliminación de la autonomía de Catalunya. Más claro y evidente, imposible. Me temo además que se trata solo del primer paso para acabar con el Estado de las Autonomías.

Tres últimos comentarios. En mi vida había oído un discurso que rezumase más odio y lo hiciese evidente a flor de piel que en el de Sáez de Santamaría en el Senado el jueves 26 por la tarde, y resulta que esa evidente fobia va a sustituir las funciones de Puigdemont y Junqueras. ¡¡SOCORRO!!.

Dentro de 200 años, hacia el 2222, a los historiadores les va a ser extraordinariamente difícil entender, y más todavía explicar, que en España, durante varias décadas a caballo entre los siglos XX y XXI, había dos comunidades históricas, una de ellas con tendencia al independentismo y en la que se organizó un grupo terrorista que asesino a casi un millar de españoles, y a pesar de ello el gobierno español les concedió un estatuto sumamente privilegiado que en lo referente al aspecto financiero era mejor que la independencia porque acabaron pagando un cupo que suponía unos gastos muy inferiores a los que cuesta un estado independiente. La otra comunidad histórica también tenía tendencia al independentismo con actitud firme pero pacífica y pactista, que llegó a organizar durante varios años las que de largo eran las manifestaciones más multitudinarias de todo el continente, y a pesar de ello el gobierno español no solo no se preocupó de analizar el problema, no les escucho nunca, les aplico las peores condiciones posibles a una autonomía, incumplió todos sus acuerdos y finalmente les eliminó su autonomía.

Puedo entender que la U.E. apoye al gobierno español en su crisis con Catalunya porque para algo España es miembro de la Unión, pero para mí es totalmente incomprensible, y solo explicable por la intervención de la Führer, que el apoyo sea totalmente incondicional, pasando por encima no solo de la brutalidad policial o los presos políticos, sino ignorando totalmente la utilización que cabe calificar de ilegal del Poder Judicial para liquidar el problemas al más puro estilo dictatorial, en especial cuando todavía no hace un año que la organización GRECO (Group of States Against Corruption), formada por el Consejo de Europa, los USA y el resto de países europeos que no son miembros de la UE, emitió un informe sobre España con una demoledora crítica sobre la inexistencia de un Poder Judicial separado del Ejecutivo, hasta el extremo de afirmar que el Poder Judicial en España parece ser un simple departamento del Ministerio de Justicia donde jueces y fiscales reciben las instrucciones para la redacción de sus querellas y fallos. El Consejo de Europa lo sabe y lo conoce a fondo, pero el señor Juncker no se ha enterado.

De todas formas no es la primera vez que Europa está ciega ante el franquismo, al final de la II Guerra Mundial toda Europa se olvidó que quedaba un estado fascista que sobrevivió más de 30 años con la ayuda de los mismos que ahora apoyan a Rajoy incondicionalmente.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s