HARTO.

Estoy mucho más que harto de España. Los catalanes tenemos dos razones para estar hasta las narices de este país, primero las mismas que el resto (corrupción y desprecio del ciudadano) y encima le sumamos la actitud y actuación de gobierno y mucha ciudadanía que primero causo el problema catalán y después están obsesionados en empeorarlo al máximo.

El Tribunal Supremo no ve delito en un master de Casado pero un juez si lo ve en el de cuatro compañeras de su curso en idénticas circunstancias, un tipo que incomprensiblemente va montado en un tanque del ejercito quiere matar a Puigdemont pero el juez lo considera una broma, mientras autores de raps agresivos están en el exilio para evitar la cárcel, y el Castor y multitud de otros robos oficiales y/o corruptos son archivados y exonerados mientras políticos a los que no se les ha probado un solo delito están en la cárcel y una de ellos, Carme Forcadell sigue encarcelada a pesar que al Constitucional no le quedó más remedio que determinar que el delito de que se la acusa no es tal, las pensiones no se revalorizan pero se aumenta el sueldo a la familia real, el paro disminuye a paso de tortuga y la precariedad laboral es la norma pero el PP dice que nos sacó de la crisis, y etc., etc., etc. muchísima más porquería y podredumbre.

Mi hartazgo llega a niveles insoportables estos días porque se cumple un año de una de las fechas que demuestran a catalanes independentistas o no que no hay más solución que la independencia porque el odio que nos profesa España y nos lo demuestran cada día no nos da otra solución.

La brutalidad policial del 1 O, idéntica si no peor a las anteriores a la muerte de Franco y nunca vista en democracia fuera de España (tomándola como democracia oficial que no cierta), sobre la que me permito recordar que los arrojados policías españoles lo destrozaban todo y todos a su paso y cuando habían ya derribado a personas de edad las seguían golpeando en el suelo, en cualquier país serio habría causado una durísima reacción de la oposición y la caída del gobierno. En España gobierno y oposición negaron que la policía se hubiese excedido, actitud que no se modificó ni tan solo después que el ministro de exteriores Alfonso Dastis quedase como un asno calificando como videos trucados los que resultaron ser de la BBC en una entrevista en la misma BBC, dos días después el rey impuesto por el dictador acusó e insultó a los apaleados, se condecoró a los criminales policías, nunca se aclaró ni se quiso aclarar de quien había salido la orden de que la policía actuase de manera criminal, y a los locos franquistas de Madrid no se les ocurre otra cosa que un año después mandar a los policías que repartieron estopa a Barcelona de nuevo para organizar una manifestación en homenaje a lo bien que hicieron su trabajo, con la clara intención de provocar el estallido que afortunadamente no se ha producido aunque por supuesto la pocilga mediática acusa de provocación y agresión al independentismo.

En ningún país mínimamente serio, civilizado y democrático se habría apaleado a ciudadanos de manera cruel y grosera por querer votar, se habría mantenido muchos meses en la cárcel a presos políticos de los que no se han aportado evidencias de un solo delito a pesar de mentiras e invenciones, y por supuesto no se habría cometido la salvajada fascista de acudir un año después al mismo lugar con la clara intención de hacer estallar el conflicto y poder volver a repartir porrazos. En algunos países europeos este tipo de barbaridad despótica podía haber ocurrido en la época de Isabel La Católica, pero hace siglos que dejaron el poder salvaje atrás para alcanzar la civilización, mientras España en demasiados aspectos continúa igual. Desde Madrid se planifica la crisis catalana desde la idiotez imperial, pero no consiguen su criminal objetivo porque los catalanes no somos idiotas, o al menos no tanto.

Para completar el esquema de policía delictiva y criminal, tenemos una Guardia Civil que en vez de indagar los delitos y aportar las evidencias al juzgado, en el caso catalán, y muy probablemente en otros, se las inventa cometiendo ridículos como aportar evidencias de delitos cometidos en pueblos catalanes que no existen o denunciar terribles y letales ataques con aviones de papel, lo que ha llevado al periodista Ramón Cotarelo a proponer la creación de la sección de armas papiroflexicas en la policía.

En varias ocasiones me he preguntado en este blog porque nunca se cantó el “a por ellos” a la Guardia Civil en relación con ETA como se hizo en toda España referido al independentismo catalán y pacífico, que incluso fue cantado en un acto sumamente impropio, pero como siempre da igual, por la propia policía. Lo mismo es aplicable al apaleamiento de pacificos ciudadanos con los brazos en alto, que jamás ocurrió ni remotamente en el País Vasco, pero claro, ETA mataba, y se demuestra una vez más que los valientes, audaces y heroicos policías españoles se atreven solo con ciudadanos pacíficos porque en realidad son unos cobardes, y solo demuestran su inmensa dureza y brutalidad contra quienes saben que no van a defenderse ni entonces ni más adelante con represalias.

El siguiente link corresponde a un video que WiHu, la televisión de Huelva en el que un tal Alvaro Prett  va entrevistando a vecinos de Isla Cristina porque en el siglo XVIII fue habitada por catalanes. Lo quería usar como ejemplo de lo arraigada que está la catalanofobia, el odio a todo lo catalán, porque tanto el entrevistador como los entrevistados se pasan el programa soltando los peores insultos posibles contra Catalunya, pero cuando ya lo tenía instalado, al comprobarlo, ha resultado que lo han borrado, imaginaros las barbaridades que soltaban. Sin duda alguna, en el imposible caso que los de TV3 hubiesen cometido una barbaridad como esa referida a cualquier lugar de Andalucía, al día de hoy ya habría varias personas de TV3 en prisión preventiva pendientes de ser juzgados por delito de odio, pero contra Catalunya todo vale, incluso desde un tanque.

https://tv.wihu.es/lo-ultimo/i/ggRZ23UbvLI/que-opinan-en-isla-cristina-sobre-la-independencia-de-cataluna-encuestas

 

 

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s