SINIESTRO EN ANDALUCIA Y PERDIDA EN EL BARÇA.

La utilización del tema Catalunya en las elecciones andaluzas por parte de PP, C’ y Vox ha sido una inmensa demostración de indecencia y deshonestidad absolutas y la mejor prueba hasta la fecha de que en España no hay nadie interesado en solucionar el problema catalán mientras que muchos hacen todo lo posible por empeorarlo cada vez más porque la catalanofobia es una fuente inagotable de votos, y encima la jugada les ha salido bien, y el franquismo ya no es una sospecha sino una realidad que ha salido ya a la superficie en Andalucía.

Siempre he manifestado mi convencimiento absoluto que el proceso iniciado en 2006 por el PP hasta romper el esquema entre Catalunya y España, alcanzando la situación actual con una Catalunya en que estoy convencido que el independentismo ya sobrepasa holgadamente el 50% y una España en que los catalanes tenemos la culpa de una larga lista de desastres desde el hundimiento de la Armada Invencible al desastre del Prestige, fue un plan preconcebido para llevar, con absoluta irresponsabilidad, la catalanofobia a su máximo nivel posible para aprovechar los muchos votos que proporciona. Por cierto, a la larga lista de catástrofes que los catalanes hemos provocado el domingo se añadió otra, somos totalmente responsables de la pérdida de votos del PSOE andaluz, porque es evidente que sus multimillonarios casos de corrupción no han tenido nada que ver.

Estoy convencido que si hoy se llevase a cabo un referéndum pactado en Catalunya los vencedores serían los partidarios de la independencia, pero también tengo total convencimiento que si en su día, entre 2010 y 2012 Rajoy hubiese aplicado al problema una solución similar a la que Cameron aplicó en el Reino Unido con Escocia, el resultado habría sido negativo para la independencia y el problema se habría acabado, pero eso es precisamente lo que no le interesaba a Rajoy, solucionar el problema, sino al contrario lo empeoró cada vez más porque de haberle dado solución habría perdido los votos de la catalanofobia que desde hace tiempo se disputan PP, C’, PSOE y Vox que se han apuntado a la idea.

Si se compara lo que sucedió en Canadá con el Quebec y lo del Reino Unido con Escocia con lo que ha ocurrido y está ocurriendo en España con Catalunya la única conclusión creíble es que España es un manicomio manejado por irresponsables locos de atar.

Si alguien duda de que en España el odio a Catalunya y los catalanes es profundo y quizás mayoritario solo tiene que comparar la actitud que mantuvieron tanto los políticos como la ciudadanía frente al independentismo vasco, ETA incluida, y la misma actitud aplicada a un pacífico y democrático independentismo catalán. Mientras no disminuya mucho el nivel, la intensidad y la extensión de dicho odio a Catalunya no solo va a ser imposible dar solución al problema, además corremos un elevado riesgo de entrar en una grave crisis.

Se han hecho muchos comentarios sobre las elecciones del pasado domingo y sobre la entrada de Vox en el parlamento andaluz, pero hay un detalle, que considero gravísimo, que ha pasado casi desapercibido. Cuando Susana Díaz estaba votando dos interventores de Vox la increparon e insultaron. Una de las normas no escritas de cualquier democracia seria y civilizada es que vocales e interventores en los colegios electorales no deben intervenir bajo ningún concepto o circunstancia ni obstaculizar o condicionar en forma alguna las votaciones que supervisan. Pero claro, los franquistas tienen sus propias normas y se hacen sus necesidades fisiológicas sobre cualquier otra normativa. Pero, eso si, los golpistas y terroristas son los independentistas catalanes.

El lunes 3 murió Josep Lluis Nuñez, que fue 22 años presidente del Barça. Aunque su gestión tuvo puntos oscuros fue trascendental para el club con dos enormes logros: inició el crecimiento y los muchos éxitos de las secciones deportivas que han hecho del Barça uno de los clubs más completos del mundo, en cuanto al número de deportes en que compite al más alto nivel, y transformo la administración y las finanzas de la institución de desastrosa a bien estructurada y organizada, todo y que cuando Núñez alcanzó la presidencia el club estaba prácticamente en quiebra. Muchos periodistas han resaltado que sin Nuñez el Barça actual no existiría, lo que es cierto pero insuficiente, porque el Barça actual tampoco existiría sin la inmensa aportación de Johan Cruiff, aunque curiosamente los dos personajes más relevantes de la historia del Barça acabaron enfrentados, ¡¡y de qué manera!!.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s