DESASTRES BARCELONESES.

Para ser barcelonés y del Barça se necesita estómago para soportar las barbaridades que cometen los gestores de la ciudad y del club.

La ciudad gestionada por la desastrosa Ada Colau, de la que, por culpa del PSC-PSOE hemos de soportar un segundo mandato, a pesar de que en el primero no dejo títere con cabeza ni asunto sin empeorar, seguridad, limpieza, polución, etc., y cuando llevamos solo unas semanas de su segundo mandato, en una entrevista en TV3 deja bien claro que sigue con sus falsedades y desatinos cuando en referencia al asunto de la inseguridad viene a decir que ella lo ha hecho bien, como siempre, pero todos los demás han fallado, la Generalitat, los Mossos, el Ministerio del Interior y todos los partidos menos el suyo. Colau tiene la inmensa desfachatez de decir eso cuando el principal sindicato de la Guardia Urbana de Barcelona, el CSIF se está quejando desde que Colau llevaba pocos meses en el Ayuntamiento y acusándola claramente a ella del sustancial aumento de criminalidad en la ciudad. La acusan en especial de dos cosas, primero ha recortado mucho el presupuesto de la Guardia Urbana, reduciendo sus efectivos no renovando las jubilaciones, llegando a situaciones disparatadas como el hecho de que en varias ocasiones el número de vehículos pendientes de reparar haya sido más elevado que los operativos, o que se agotasen los documentos que los guardias necesitan para llevar a cabo su trabajo, denuncias, multas, etc.

Por si el recorte de medios no era suficiente en cuanto aterrizó en el Ayuntamiento ordenó a los mandos de la Guardia Urbana limitar al máximo la contundencia en la actuación de su policía. El resultado, entre recortes y limitación en contundencia ha sido que en Barcelona la Guardia Urbana sirve de muy poco porque a la alcaldesa le da la gana, aunque el aumento de la delincuencia por supuesto sea culpa de todos los demás.

En cuanto al Barça, solo el montaje con Neymar es para mandarlos todos a casa. Siempre he dicho que la especialidad del Barça es comprar caro y vender barato y mi opinión sobre la dirección deportiva del Barça siempre ha sido muy negativa. Gastarse millones para contratar a alguien como Boateng para el Barça, es como para exigir varios despidos, y los ejemplos de barbaridades cometidos en contrataciones del Barça no se limitan a jugadores, en enero 2015 se contrató nada menos que como director deportivo internacional a Ariedo Braidá que había estado en el AC Milán 30 años. Finalmente parece que ahora el Barça quiere prescindir de sus servicios, y si este es el caso yo haría tres preguntas, primero, ¿Qué ha hecho en los más de cuatro años que lleva en el Barça?, ¿Qué ha cobrado en ese tiempo por no hacer nada?, y, por último, ¿Qué va a costar despedirlo?.

En el asunto Neymar lo que no puede perdonarse es lo que han hecho con el croata Rakitic, precisamente uno de los pocos buenos jugadores contratados, aunque nos costase un montón de millones para el Sevilla de Monchi. Querer sacarse de encima un jugador como Rakitic, aunque sea para incluirlo en la operación Neymar es una barbaridad, pero que para convencerlo haya estado mucho más tiempo sentado en el banquillo que jugando desde que se inició la temporada, a pesar de los malos resultados es de manicomio. Valverde no es mal entrenador, pero en mi opinión tiene un grave defecto: no sabe motivar a los jugadores, algo en lo que Guardiola es un maestro, y lo que aceptó hacer con Rakitic explica que no sabe motivarlos porque no valora la motivación y le importa poco si el jugador está o no motivado.

Quien hizo una labor extraordinaria en el Barça que los culés nunca se lo agradeceremos bastante fue Johan Cruyff, especialmente en dos áreas, por un lado, en el sistema de juego-métodos de trabajo y por otro en la escuela. Lo primero ha permitido al Barça seguir en la cumbre del futbol mundial a pesar de los desastrosos gestores y lo segundo, también a pesar de que los gestores actuales casi se han olvidado de ella, la cantera sigue produciendo grandes jugadores como Ansu Fati, Carlos Pérez y Riqui Puig.

Para acabar diré que me da igual si Neymar vuelve o no al Barça, pero si lo hace le deberían exigir que mande a su padre de vuelta al Brasil porque es quien ha montado todos los líos en que el jugador se ha metido.

Esta entrada fue publicada en Varios. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s