LOCURA Y CORRUPCION COLECTIVAS.

Entre el régimen del 78, el sistema judicial, la familia real, el Opus Dei y el franquismo han conseguido convertir España en un desastre de país, donde mediante juicios farsa se condena a penas de prisión a quien no ha cometido delito alguno mientras políticos corruptos que han robado millones están tranquilos en su casa con el dinero robado, en que la eficacia no se valora y se premia el error.

Solo faltaba que el ex monarca Juan Carlos de Borbón, que gracias a la prensa extranjera los españoles se han enterado de que es sumamente corrupto, ladrón y obseso sexual, cuando lo ha sido siempre, desde antes de acceder al trono, huyese de España con paradero desconocido con la ayuda del Estado y la corona, con lo que han demostrado definitivamente que España tiene tanto de democracia y Estado de derecho como la China, que la Ley no es igual para todos, que el Poder Judiciales hoy día es tan independente como lo era en época de Franco. Lo que justifica totalmente a Xavier Sala i Martin cuando afirma que España es el hazmerreír de Europa y los países serios y civilizados. Como siempre ocurre en España, la barbaridad de la huida de Juan Carlos de Borbón ha provocado un alud de comentarios parecido a un concurso para ver quien suelta la bárbara estupidez más gorda

Por supuesto, la pocilga mediática madrileña defiende la postura del ex rey y del Estado, resaltando la honestidad de Juan Carlos, que se mantiene a disposición de la justicia española, pero ocultan un factor fundamental: Juan Carlos de Borbón no está huyendo de España sino de Suiza, porque los mismos que le han ayudado a escapar nunca le detendrán, juzgarán y mucho menos condenarán, mientras en Suiza el fiscal Yves Berossa trabaja en un expediente contra Juan Carlos que podría darle un gran disgusto.

Y por eso no es ninguna sorpresa que de los tres países donde se dice que Juan Carlos ha estado, dos de ellos, Republica Dominicana y Abu Dabi no tienen acuerdo de extradición con Suiza, y seguro que la mayoría de los que visitará en el futuro tampoco tendrán tal acuerdo  

Al tiempo que el propio Estado ayudaba a Juan Carlos a huir, España recibía un nuevo bofetón de la Justicia europea cuando el juez de Bruselas dicto sentencia sobre la euroorden del antiguo Conseller de Educación Lluis Puig, y no se limito a denegar la extradición, además criticó duramente el método utilizado y negó que el Tribunal Supremo tenga capacidad para tal juicio.

La mayoría de políticos españoles se contradicen solo con abrir la boca. Desde que ayudó a huir a Juan Carlos, Pedro Sánchez ha manifestado repetidamente desconocer su paradero, pero su ministro del Interior Grande Marlaska tuvo que reconocer que 15 agentes y un coronel se encargan de su seguridad, pero insistió en que él desconocía donde se encontraba el emérito. Para leer estás dos declaraciones juntas los españoles deberían reflejar en su cara el mayor grado de suma estupidez.posible.

Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s