TENEMOS LOS QUE NOS MERECEMOS.

El funcionamiento de nuestra Administración Pública es de absoluto desastre. Manejada por una Oligarquía instalada en Madrid que lo único que hace bien es mirarse el ombligo, no solo olvida sino que desprecia el interés y bienestar de quienes están fuera de la Oligarquía, tanto desde un punto de vista político como económico, y no digamos geográfico. Como dice el gallego Oscar Pazos Madrid es una Isla, que además observa al resto del país única y exclusivamente en función de su utilidad para la capital-isla.

A pesar de que en cualquier país medianamente bien organizado el sector público conseguiría mucha mayor eficacia con muchos menos recursos, el de España es el sector económico que menos recortes ha padecido, y el principal responsable de la elevada tasa de paro en nuestro país por la dura repercusión que el desastroso sector público, tanto en cuanto a su funcionamiento como a sus exigencias y a la elevada inseguridad jurídica, tiene sobre la inversión y los sectores privados.

Pero donde el desastre de Administración Pública llega a extremos demenciales es en la Administración de Justicia, que no solo funciona desastrosamente mal, además está bajo el control total de determinados partidos e ideologías. De este hecho hay miles de ejemplos, desde jueces que son cesados 17 años por haber enviado a la cárcel, con toda la razón del mundo, a un amigo de la infancia de uno de los personajes más importantes de la Oligarquía, a jueces mandados tres años a su casa por dedicar su tiempo libre y sin remuneración a algo que enfada a la Oligarquía o Altos Tribunales presididos por jueces que no solo han detallado por escrito sus fobias radicales en relación con uno de los principales temas que le toca tratar, sino que cuando ya era presidente del Alto Tribunal, el Constitucional, se descubrió que tenía carnet de uno de los partidos dominantes en la Oligarquía y sin embargo se le mantuvo en su puesto, ¡faltaría más!.

Hace pocos días se produjo un excelente ejemplo de que la Justicia en este país no solo no lleva venda en los ojos, sino que hay quien le indica hacia donde debe mirar y la Justicia obedece puntualmente. Aunque se trata de un tema algo trivial, las situaciones están tan cercanas en el tiempo y el paralelismo de las dos situaciones es tal que con la sola descripción de los hechos se describe la alcarchofa podrida que tenemos por sistema judicial.

En un país serio pueden darse fallos judiciales distintos por asuntos parecidos, incluso puede producirse discrepancia entre los jueces en cuanto a la interpretación de las normas legales, pero lo que solo puede darse en un cachondeo de país y de Justicia son dos fallos que de tan contradictorios son opuestos hasta la exageración.

  • El 3 de abril 2014, Esperanza Aguirre tiene una fuerte discusión con unos agentes de movilidad del Ayuntamiento de Madrid que la multan por dejar el coche aparcado en carril bus. La señora Aguirre huye arrollando una de las motos de los agentes, es perseguida por un automóvil de la policía que le da el alto pero ella sigue hasta entrar en el aparcamiento de su casa, donde protegida por la Guardia Civil que escolta su domicilio se niega a recibir a los agentes municipales. Los agentes implicados denunciaron de inmediato los hechos ante el juzgado.
  • El 13 de Octubre 2014, de madrugada Gerard Piqué tiene una monumental bronca con unos agentes de la Guardia Urbana de Barcelona porque han multado el coche de su hermano, aparcado en doble fila. Los agentes implicados denunciaron de inmediato los hechos ante el juzgado.
  • En los días siguientes a la discusión y fuga y en varios medios de comunicación Esperanza Aguirre dijo que había actuado con toda corrección, aunque al cabo de unos días reconoció un ligero error, acusó a los agentes de machistas y se negó a dimitir como presidenta del PP de Madrid.
  • En los días siguientes Gerard Piqué reconoció su error y pidió disculpas.
  • Aparte de una sanción, a la Sra. Aguirre podían caerle entre 6 meses y un año de prisión. El juez la llama a declarar y ella se reafirma en su correcta actuación. Los agentes corroboran la huida arrollando a la policía, la persecución y la negativa a detenerse y a continuación, y a instancias del fiscal que pide el sobreseimiento, el Juez califica los hechos de falta, aunque posteriormente la Audiencia le obligó a investigar los hechos como posible delito.
  • La juez llama a declarar a Gerard Piqué que vuelve a aceptar los hechos y a disculparse. Los agentes confirman su versión y el fiscal pide una sanción de 900 Euros por una falta grave.
  • El 19 de enero 2015 el juez declara el sobreseimiento de la causa contra la Sra. Aguirre porque nada queda probado, ni que había arrollado y dañado una moto del Ayuntamiento, ni que sabía que la estaban siguiendo a pesar de la sirena, y no queda probado nada de nada, de nada. Curiosamente, con cualquier ciudadano de los de a pie y en el mismo sistema judicial, en caso de contradicción entre la policía y el denunciado prevalece siempre la declaración de la policía y solo ante la evidencia irrefutable se le da la razón al denunciado, y en muchos casos ni eso. Claro que, ¿Condenar a pena de prisión y sancionar a Esperanza Aguirre?, pero ¡que se han creído!.
  • Esta semana, por una falta grave la Juez impone a Piqué una multa de 10.500 Euros, usando como base argumental para justificar la cifra que con su sueldo esta sanción es como sancionar con 60 céntimos a un mileurista.
  • La Sra. Aguirre es ex presidenta de la comunidad, ex alcaldesa de Madrid, presidenta del PP de Madrid y personaje importante dentro de la Oligarquía que nos manda. El sueldo de la Sra. Aguirre lo hemos pagado siempre nosotros, aunque ahora tiene un sobresueldo de una empresa barcelonesa de head hunters.
  • Gerard Piqué es catalán, culé y jugador del Barça, tres características entre negativas y muy negativas para muchos españoles y para la totalidad de los miembros de la Oligarquía. Para empeorar las cosas su elevado sueldo lo paga el Barça.

Por un lado un juez a la orden que se toma a cachondeo y se salta leyes y normas de procedimiento para exculpar a una importante oligarca, y de otra una juez que también está a la orden, lo hace encantada y además llega en su fallo a niveles de ridículo inconcebibles para dar rienda suelta a sus fobias, fobias por otro lado más españolas que las corridas de toros, y que son continuamente promovidas y alentadas por la Oligarquía.

En cualquier país serio uno solo de los ejemplos que he puesto aquí habría provocado un inmenso escándalo y el gobierno habría tenido que dar muchísimas explicaciones, probablemente acompañadas de dimisiones, e incluso podría provocar elecciones anticipadas. En España no ha pasado absolutamente nada. Tenemos lo que nos merecemos, por eso muchos catalanes quieren merecerse solo lo suyo, que no es poco, y de paso librarse de las fobias.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s