MALDITA UNION EUROPEA.

Konrad Adenauer fue un político alemán que muy probablemente fue el que más y mejor trabajó para que la U.E., entonces Comunidad Económica Europea, CEE, fuese una excelente y muy prometedora realidad, pero otra política alemana, Angela Merkel, está destruyendo no solo su trabajo sino a la propia U.E..

Prácticamente desde justo antes de la Gran Guerra, la primera guerra mundial, casi todos los líderes alemanes de peso, desde el káiser Guillermo II a Hitler, pasando por el general Von Hindenburg han tenido la obsesión de expansionarse y ganar influencia hacia el este de Europa. Para no ser menos que tan ilustres personajes Merkel ha tenido la misma obsesión desde que era secretaria general de su partido, CDU, ministra con Helmut Kohl y finalmente Canciller, y a partir del 2004 permitió la entrada en la U.E. de los países de la Europa del este, antiguos satélites de la URSS, prácticamente sin período de adaptación ni reformas previas como se habían impuesto a países como España, hasta que tropezó con Ucrania y provocó la guerra no declarada que nos está costando mucho dinero y recursos a todos.

Y ahora resulta que en ese campo abonado para el crecimiento de Alemania que Merkel se había montado hacia el este haciendo, como siempre, lo que le da la gana en la U.E., se han revolucionado, han armado el gran follón, algunos han estado cerca de liarse a bofetadas por el problema de la riada de refugiados, con dos casos, Hungría y la nazional-católica Polonia que reaccionan al más puro estilo fascistón. No contenta con haber metido en la U.E. a países que pasaron por el túnel del tiempo y de manera instantánea desde la plena II Guerra Mundial al siglo XXI, se pone en plan madre amantísima de los refugiados porque era lo que le daba más votantes y para compensar la imagen que dio días antes en un debate haciendo llorar por su dureza a una chica libanesa, y cuando el efecto llamada de la madre amantísima ha provocado el aumento de la riada humana hasta niveles insoportables cierra la frontera cargándose los acuerdos de Shengen y ya os apañareis.

Esto lo hace una señora que nos ha usado para salvar a la banca alemana poniéndonos en su lugar como principal acreedor de Grecia, que aplica a Grecia unos métodos para salvarla de la crisis que la hunden cada día más y que doblan su deuda externa, que ahora nos deben a nosotros, cada cuatro o cinco años, y que para salir de la crisis nos obligó a seguir las medidas de política económica más estúpidas posibles, que han recuperado nuestra economía tarde y mal, con la propina adicional de haber casi doblado nuestra deuda pública.

¿De verdad hay alguien que no quiera salir pitando de la maldita U.E. y de la dictadura de la loca de Berlín?

Aunque no venga a cuento, pero si no lo escribo reviento. La decisión del Tribunal Supremo de dejar sin indemnización a las víctimas de la Talidomida, y toda la historia de negligencias e irresponsabilidad pública del asunto son la prueba definitiva de que este país, en especial su Administración Pública, su (in) Justicia, y sus gobiernos son un montón de mierda maloliente, donde nada es culpa de la Administración, todo es culpa del administrado, que es quien debe pagar por los errores, las negligencias y la corrupción.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a MALDITA UNION EUROPEA.

  1. LEA. dijo:

    Si, la Talidomida i los de la Poliomielitis igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s